thumbnail Hola,
Neymar era la primera opción madridista, pero Barcelona se quedó con él.

Bale, la segunda opción de Real Madrid

Neymar era la primera opción madridista, pero Barcelona se quedó con él.

Goal Arabian

Aunque todo parecía dado para que Neymar llegara a Madrid, el brasileño eligió Barcelona. Después Gareth Bale apareció como segunda opción.

La transferencia récord del mercado de pases europeo para Real Madrid, era su segunda opción. Los merengues tenían la intención de contratar a Neymar y cuando este eligió Barcelona, no tuvieron más remedio que buscar a Gareth Bale.

El delantero brasileño, que ahora es parte del equipo catalán, apareció en la óptica del Madrid cuando se acordó el traspaso de Robinho, en 2005. Pero el jugador, que en ese momento tenía 14 años, todavía era muy chico para salir de Brasil, por lo tanto, Santos y el equipo de la capital española acordaron que se mantendrían en contacto, para dentro de unos años llegar a un acuerdo.

Más tarde, en 2011, cuando el delantero ya explotaba su talento con el Peixe, Florentino Pérez decidió avanzar con las conversaciones. Pagó los exámenes médicos del jugador en Brasil y aunque todo parecía estar listo, hubo algo que desentonó, el jugador no tenía la titularidad asegurada y según el propio presidente, antes de ser la estrella tendría que pasar tiempo con los suplentes.

Molesto por la situación y con ganas de tener un lugar importante en el equipo, Neymar y su padre decidieron empezar a negociar con Barcelona y al finalizar ese año ya tenían todo listo para llegar al Camp Nou. Aun así, el Madrid peleó hasta el último minuto para quedarse con el jugador.

Los Merengues hicieron hasta lo imposible por quedarse con la estrella. Le aseguraron que en Cataluña tendría que pagar más impuestos que en Madrid, le prometieron una gran casa a 10 kilómetros del Bernabéu y lo tentaron recordándole que Zinedine Zidane estaría a su lado en todo el proceso de adaptación.

Pero ya era tarde y aunque el mandamás madridista intentó convencerlo con una oferta de casi 138 millones de dólares, que seguro dejaría feliz a todas las partes, el brasileño ya estaba enfocado en el equipo rival.

A Barcelona llegaría por un acuerdo cercano a los 78 millones de dólares, más un pago de 5 millones a Santos por un partido entre ellos y los catalanes y la opción de 11 millones más por los jóvenes Gabriel, Giva y Victor Andrade, de los cuales ninguno se quedaría.

Florentino Pérez se dio cuenta que sólo una oferta de 206 millones de dólares llamaría la atención del joven de 21 años. Real Madrid intentó hacer una contraoferta a la opción de los catalanes pero no hubo caso. Sandro Rosell lo expresó de manera más clara: “Cuando estábamos firmando con Neymar, Real Madrid enviaba faxes y mails a Santos”, dijo en septiembre.

En el Bernabéu sólo pudieron aceptar su derrota y su presidente habló al respecto. “La firma de Neymar hubiera alterado el ecosistema del club. Teníamos que negociar con muchas partes y según los cálculos teníamos que pagar 206 millones de dólares con sus derechos de imagen distribuidos en diferentes lados”, fue lo que dijo.

"Si Neymar hubiera llegado, estoy seguro que no hubiéramos traído a Gareth Bale"

Florentino Pérez

Y con su orgullo tocado porque les habían quitado a la estrella, el equipo blanco empezó a avanzar en septiembre por concretar a Gareth Bale. Pero siempre hubo una certeza: “Si Neymar hubiera llegado, estoy seguro que no hubiéramos traído a Gareth Bale”, aseguró Florentino Pérez.

Irónicamente Barcelona estuvo detrás de Bale en 2010 y 2011, cuando Madrid sólo pensaba en Neymar. Pero cuando los catalanes aseguraron la compra del brasileño, los del Bernabéu no tuvieron más que quedarse con el galés por una cifra récord de 138 millones de dólares, una cantidad que parece bastante alta para una segunda opción.

Artículos relacionados