thumbnail Hola,

Equipos que sumaron figuras, clubes que engrosaron sus cuentas y otros que no pudieron comprar lo que hubieran querido. Y el campeón del mundo del mercado es...

¿Qué equipos fueron los ganadores del mercado de pases? ¿A qué atenerse para responder esa pregunta? ¿Priorizar la cantidad, la calidad, la diferencia entre ingresos y egresos? Cualquier postura es válida depende del club al que se mire. Una mirada futbolística obliga a otra pregunta, una reformulación de la anterior. ¿Qué equipos tienen mejor plantel que en la temporada pasada?

Como suele ocurrir, los que dominan el fútbol europeo recurrieron al mercado. Barcelona, de acuerdo a nuestra segunda pregunta, es uno de los principales ganadores. Se llevó a Neymar, figura de la Copa Confederaciones con Brasil, y no perdió a ninguno de sus titulares. También Bayern Munich, campeón de Europa y Alemania. No sólo contrató a quien es considerado uno de los mejores entrenadores del mundo como Pep Guardiola y evitó desarmar su estructura sino que la retocó con las llegadas de Mario Gotze y Mitchel Weiser, dos jóvenes promesas del fútbol bávaro. Y a eso se suma el arribo del joven Thiago Alcántara, que salió de Barcelona. Mario Gómez es la única baja de peso.

¿Dónde ubicar a Real Madrid? Florentino Pérez suele atender tanto lo futbolístico como lo comercial. Gareth Bale es, además de una incorporación de lujo, un instrumento marketinero que sirve para contrarrestar la Neymarmanía que desató el pase del brasileño al máximo rival.

En esa disputa por posicionarse a los ojos del mundo futbolero, los dos más poderosos de España (¿y del mundo?) no desatienden ningún frente de batalla. Incorporar figuras es el mejor atajo hacia la popularidad. Una engañosa aproximación al brillo que dan los títulos y que le faltó a los Merengues durante la 2012-2013. Otro dato no menor: sumó a Carlo Ancelotti, el DT, y Javier Isco, talentoso volante de la selección española. Cirugías estéticas que esa gran señora con dinero que es Real Madrid se permite en cada receso. Como cualquier cirugía, tiene sus costos. Gonzalo Higuaín y Mesut Özil, alertados por la llegada de refuerzos, eligieron irse. Otro riesgo: la falta de un centrodelantero que esté a la altura de Karim Benzema.

La Premier, mercado con gran movimiento, repatrió a Mou
Gareth Bale
Erik Lamela
Mesut Ozil  Álvaro Negredo Carlos Tevez
Tottenham a Real Madrid Roma a Tottenham Real Madrid a Arsenal Sevilla a Manchester City Manchester City a Juventus

Los franceses Monaco y Paris Saint Germain no tienen nada que envidiarles a españoles y alemanes. El primero se quedó con la novia más buscada: Radamel Falcao, quien pagó con goles en los primeros partidos de la Ligue 1. El segundo incorporó a Edinson Cavani, último goleador de la Serie A, y retuvo a Thiago Silva, el defensor más requerido.

El 10 felicitado se lo lleva Tottenham. Los directivos de los Spurs dieron cátedra en materia de compra-venta y podrían recibir el premio de campeones mundiales del mercado. Jugaron con la desesperación del Real Madrid por incorporar a Bale, sostuvieron al galés todo el tiempo que pudieron hasta que lo dejaron ir a cambio de 130 millones de dólares. Una cifra récord por un futbolista que había cumplido un ciclo en White Hart Lane. Y compró a Erik Lamela, de los Sub 23 más interesantes que había en el mercado. Y a Paulinho, Soldado, Capoue y siguen los nombres.

Además de Tottenham, en Inglaterra se movieron (para bien o para mal) Arsenal y Manchester United. Los dos últimos no tuvieron una buena temporada de caza, y volverán al ruedo casi con las manos vacías. ¿Por qué? Los Gunners, a pedido de su entrenador Arsene Wenger, se obsesionaron durante más de un mes con la llegada de un delantero de renombre. Luis Suárez, Gonzalo Higuaín y Wayne Rooney, los tres que sonaron por el Emirates Stadium. No pudieron concretar ninguna de esas operaciones. Ni la llegada de Özil, de los más regulares de los últimos tres años en el fútbol europeo, remedia no haber podido dar con las prioridades.

Parece que pasaron años desde la salida de Sir Alex Fergusson, pero su ausencia es reciente, y el United deberá emprender una transición obligada. El belga Marouane Fellaini es la única incorporación de peso, un pedido especial del nuevo entrenador, David Moyes. Por si fuera poco, no vendió a Rooney, la estrella en rebelión que fue tentada por varios equipos y quien manifestó su deseo de cambiar de aire.

En Italia, Juventus, último campeón, incorporó para dar el salto a nivel continental. Se quedó con una dupla de ataque de primer nivel a cambio de un vuelto. Por Carlos Tévez pagó 9 millones de dólares y a Fernando Llorente lo incorporó libre del Atlhetic Bilbao.

Hay más. Además de los ganadores, están los grandes perdedores del mercado. ¿Quiénes serían?

Artículos relacionados