thumbnail Hola,

El crack del Tottenham hablará con Daniel Levy para intentar desbloquear la operación. Si no logra el objetivo, las negociaciones podrían alargarse hasta el día 31 de agosto

El culebrón protagonizado por Gareth Bale llega a su recta final. Faltan dos semanas para el cierre del mercado veraniego, por lo que el desenlace, ya sea para bien o para mal, se definirá muy pronto. Tras muchos días de rumores y especulaciones en torno a la figura del galés, la palabra "inminente" empieza a tomar un significado bastante realista.

Y es que, según informa 'El Mundo' este jueves, Gareth Bale tiene en sus manos la posibilidad de desbloquear la operación y acelerar así su fichaje por el Real Madrid. El crack del Tottenham se reunirá con Daniel Levy y le transmitirá su deseo de marcharse al club blanco.

Al parecer, en el Santiago Bernabéu creen que todo se podría resolver en 48 horas. Piensan que la presión del jugador debería servir para que Levy dé su brazo a torcer y así se produzca la esperada firma. Aún así, también se contempla la posibilidad de que el mandatario del Tottenham quiera tensar más la cuerda, algo que no asusta a la cúpula del Real Madrid.

¿Qué pasaría si Levy no sucumbe ante la presión? Simplemete, que las negociaciones llegarían, casi con total seguridad, al 30-31 de agosto, al igual que pasó con Ronaldo Nazario y Sergio Ramos hace años. Lo que parece claro es que en el Real Madrid tienen la certeza de que Bale jugará de blanco la próxima temporada.

Relacionados