thumbnail Hola,

El Tata Martino pidió un marcador central y Santiago Vergini estaría en la lista. Conocé la historia del lungo de Máximo Paz que podría llegar a Barcelona.

Cuando comience la temporada en España, Santiago Vergini tendrá 25 años recién cumplidos y poco más de 100 partidos disputados en Primera. Desconocido para varios, este marcador central de 191 centímetros de altura fue campeón con Newell´s del Torneo Inicial y según el diario Sport, es uno de los posibles refuerzos del Barcelona, pedido por Gerardo Martino, flamante entrenador Culé.

Si la contratación del Tata fue una sorpresa en Europa, lo de Vergini sería una bomba. El jugador nacido en Máximo Paz, un pueblo de aproximadamente cinco mil habitantes en el sur de la provincia de Santa Fe, explotó en el semestre pasado, destacándose entre Copa y torneo doméstico en el vistoso Newell´s Old Boys que catapultó a Martino hasta la elite del fútbol mundial.

Vergini finalizó su préstamo con la Lepra y el miércoles pasado no se presentó a los entrenamientos que ahora serán conducidos por Alfredo Berti. Durante el actual receso, además de los intentos Leprosos por retenerlo, Estudiantes de La Plata insistió por él, pero las negociaciones no avanzaron demasiado. Si lo del Barcelona se concreta, sería un sueño para alguien que ha sufrido bastante para poder llegar a Primera.

El defensor dio sus primeros pasos con la pelota en el Club Atlético Paz, de su pueblito natal. Luego, sus deseos de convertirse en jugador profesional lo trasladaron hasta la Capital Federal para jugar en las inferiores de Vélez –es de la misma categoría que Ricky Álvarez y Nicolás Otamendi-, donde vivió en la pensión del club con, entre otros, Gino Peruzzi.

Cuando llegó a la Cuarta División el club le comunicó que no le firmarían contrato, por lo que quedó libre y estuvo seis meses sin jugar. La vida ya le había jugado una mala pasada, mucho más grave, que lo marcó para siempre: en octubre de 2007, falleció su hermano Ramiro –era jugador de Almagro-, en un accidente de tránsito. Él viajaba en el mismo auto e iban a visitar a su mamá.

Terco, no bajó los brazos hasta que pasó una prueba en Olimpia de Paraguay y jugó en el actual subcampeón de América durante una temporada. Luego fue transferido a la Serie B de Italia –lo compró el Hellas Verona- y finalmente, en junio de 2011, Javier Torrente se lo llevó a Newell´s. Vergini se instaló en Rosario, cerca de su familia y de su pueblo.

Vergini en la Selección

Veloz para su altura; firme en el juego aéreo y con una interesante cuota goleadora, se ganó rápidamente el puesto y hasta llegó a jugar como lateral derecho. Se consolidó en el fútbol argentino y Alejandro Sabella lo tuvo en cuenta. Santiago fue convocado para los amistosos ante Brasil de finales del año pasado, y en la derrota por 2 a 1 en Goiana, ingresó unos minutos en lugar de Lisandro López y tuvo que marcar a Neymar. También estuvo en el banco en la revancha disputada en la Bombonera.

En Máximo Paz, el 20 de septiembre de 2012, luego de su debut con la Celeste y Blanca, le rindieron homenaje. Los hinchas de Club Atlético Paz –ostenta los mismos colores que Newell´s-, colgaron una bandera en el mástil de la plaza principal, imitando el ritual de cada campeonato ganado en el pueblo. ¿Qué harán si el Flaco se va a Barcelona?

Artículos relacionados