thumbnail Hola,

El ahora flamante refuerzo de Veracruz significa que suma cuatro equipos en los últimos dos años, ya que el jugador no ha tenido continuidad en América, Monterrey y Pachuca.

Llena de inestabilidad ha sido la carrera de Ángel Reyna desde finales del 2011, cuando jugó su último torneo con el América, pues con el fichaje al Veracruz que hoy se anunció, el habilidoso futbolista que se desempeña por el sector izquierdo, vestirá su cuarta casaca en tan sólo dos años: la azulcrema, la de Monterrey, Pachuca y ahora, la del combinado del puerto.

La última gran temporada que vivió el también ex jugador del San Luis y el Necaxa, fue en el Clausura 2011, cuando se convirtió en el máximo goleador del torneo tras filtrar en 13 ocasiones las redes en 19 cotejos de liga, incluyendo liguilla. Desde entonces apenas ha podido igualar la marca de anotaciones, pero en cuatro torneos diferentes.

Con el equipo azulcrema logró una anotación. Después pasó a Rayados, conjunto con el que consiguió marcar siete tantos: cuatro en el Clausura 2012 y tres pepinos en el Apertura 2012, dando a entender con acciones que su producción goleadora ha bajado de forma exponencial.

De ahí el canterano americanista, quien también ha jugado en San Luis y Necaxa, fue cedido por seis meses al conjunto de la Bella Airosa, en el que disputó el Clausura 2013 y en donde mandó el esférico al fondo en cinco ocasiones durante 16 encuentros disputados.

Aunque en la Liga MX no ha tenido un accionar constantemente positivo, su desempeño en la cancha le ha valido para ser de los favoritos de José Manuel de la Torre, quien lo ha convocado en 19 ocasiones, aunque en los duelos que ha disputado sólo ha podido marcar 1 tanto, aunque en la Copa Confederaciones pasada, no vio acción ni un solo minuto.

Reyna se ha visto envuelto en problemas de vestuario, pues con el conjunto regiomontano no logró encajar debido a diferencias que tuvo con Víctor Manuel Vucetich, técnico de la Pandilla, mismas que también presentó con Gabriel Caballero, timonel de la escuadra hidalguense, a quien le cuestionaba el no ver acción continua luego de haber regresado de la convocatoria con el combinado nacional que disputaba el Hexagonal Mundialista.

Su llegada al Veracruz estuvo llena de complicaciones, pues en mayo, el mismo futbolista expresó a la directiva de los Tuzos, su deseo de quedarse en Pachuca, pero el costo de su carta no podía ser pagado.

Posteriormente se rumoró que Cruz Azul estaba interesado en sus servicios, pero el dinero fue nuevamente el problema, por lo que sólo en el puerto pudieron pagar su valor a Monterrey, equipo que era dueño de su carta.

Relacionados