thumbnail Hola,

El defensa del Espanyol sonó el día de ayer como uno de los jugadores que podrían llegar este invierno al Camp Nou como refuerzo


Ayer corrió el rumor de que el defensa central Héctor Moreno, actual jugador del Espanyol, estaría en la órbita del Barça para el próximo mercado de invierno. Aprovechando que el eje de la zaga se ha encontrado mermado gracias a las lesiones, es el momento perfecto para empezar a buscar a los posibles candidatos a reforzar la zona y más aún cuando se avecina el invierno.

Hace un año, el mexicano también sonaba para ir al Real Madrid y eso nunca sucedió. El ex jugador del PSV Eindhoven, llegó al Espanyol en la temporada 2011-12 para realizar un buen papel que terminó por reafirmar la calidad que lo trajo a Europa, pero el zaguero se ha mantenido en el equipo periquito, donde además él ha expresado que quiere estar.

La difícil situación que atraviesa el equipo blanquiazul podría empeorar si además en invierno, se deciden a vender a sus mejores jugadores. La afición, ya molesta por la venta de jugadores importantes en el equipo, terminaría por estallar y es claro que el Espanyol lo que menos necesita son problemas. Dejar de ser el colista de la Liga y además abandonar la zona de descenso es uno de los objetivos principales del Club y para ello necesitará redoblar esfuerzos en toda la temporada.

Por el lado del Barcelona, se sabía que Tito Vilanova quería hacerse de un central y un lateral izquierdo. Los planes cambiaron cuando Seydou Keita abandonó el equipo para partir rumbo a China en busca de mejores oportunidades. Entonces fue cuando se decidió que se buscaría a un central que también fuera pivote y ahí es cuando se llegó a la conclusión de que Alex Song era la mejor opción, no se intentó negociar con nadie más, el camerunés del Arsenal era la opción adecuada y así se le fichó.

¿Por qué no llegará un central? Confirmado por Andoni Zubizarreta en una entrevista publicada ayer por el periódico La Vanguardia, Alex Song tiene toda la confianza del Club para ocupar la posición de central y pivote cuando se le requiera. Que la afición dude de él, es una clara muestra de que el jugador lleva poco tiempo en el equipo y es que ni Tito ni su staff técnico tenían contemplado que sus dos centrales se lesionaran al mismo tiempo y mucho menos que en un partido ante el Real Madrid también terminara por lesionarse Dani Alves.

Las lesiones que está sufriendo el Barça son imprevisibles, nadie pensaría que Carles Puyol caería mal y se luxaría el codo, tampoco nadie pensaba que el esguince de Piqué le tomaría más de dos semanas, ni que Dani Alves sentiría un tirón muscular en el partido más importante de la primera vuelta de Liga y tendría que abandonar el campo.

Es verdad que hoy el Barça no tiene defensivamente una garantía al 100%, a pesar de que Martín Montoya, Adriano, Mascherano y Alba hicieron lo correcto en la zaga el pasado domingo. Pero la desgracia que está viviendo el equipo en estos momentos, hablando de las lesiones defensivas, son algo pasajero y no serán algo que quejará al equipo durante toda la temporada.

Paciencia es lo que se necesita en estos momentos, alarmarse por las lesiones es inútil y más aún cuando el equipo está sacando los resultados. Eric Abidal también está redoblando esfuerzos para volver y eso será un motivo de alegría para el club, la afición y sus compañeros. Puyol se está preparando para volver pronto y Gerard Piqué estará listo en una semana.

Artículos relacionados