thumbnail Hola,

El ex entrenador de Inglaterra afirmó que la FA y la corte civil trataron de mala manera al capitán del Chelsea, y afirma que el castigo por racismo fue injusto.

Sven Göran Eriksson salió a la defensa del capitán del Chelsea, John Terry y afirmó que la FA y los tribunales civiles manejaron de manera "miserable" el caso contra el jugador.

El defensa de 31 años de edad fue  absuelto de utilizar un lenguaje racista contra Anton Ferdinand por el Tribunal de Magistadis de Westminster en julio de este año, pero la FA hizo su propia investigación y lo castigó con 4 juegos de suspensión y 222.000 libras, por usar insultos y comportamientos abusivos contra Anton Ferdinand.

Erikson cree que Terry debe afrontar su castigo si dijo insultos racistas, pero insiste que todo el incidente ha sido manejado mal: "Es obvio que John tiene que ser castigado si se expresó tan inapropiadamente".

"Me rehuso a creer que Terry es racista. Lo que me molesta es que la FA lo castigó luego de un año", comentó a los reporteros y afirmó que la FA lo manejó de manera miserable.

Terry dejó al equipo de inglaterra la noche del miércoles antes que la FA terminara su caso el jueves, y Erikson apunta que Terry posiblemente lo hizo por protesta, "supongo que fue un tipo de protesta ante la FA".

John Terry aun está decidiendo si apelarse al veredicto de la FA y no se le aplicará hasta que tome la decisión, o cuanto expire el tiempo de apelación en 14 días.

De no ser así puede llevar al caso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo, aunque Sir Alex Ferguson piensa que fue "afortunado" tras solo haber sido suspendido por 4 partidos, teniendo en cuenta que Luis Suárez fue suspendido por 8 encuentros por utilizar palabras abusivas a Patrice Evra.

Artículos relacionados