thumbnail Hola,

Los de Roberto Di Matteo dejan claro que tienen entre ceja y ceja conseguir el título de campeones en la Premier League. Con goles de Torres y Mata, son más líderes que nunca.

Batalla de candidatos al título de la Premier League en el Emirates Stadium. El Chelsea, líder del campeonato, se presentaba en la casa de los ‘gunners’ como líder de la clasificación, invicto y con las ansias de sumar los tres puntos para acabar la jornada como líderes solitarios en Inglaterra.

Por otra parte, el Arsenal llegaba a este partido con la necesidad de ganar para no descolgarse del grupo de cabeza y lo hacía con un equipo que ha ido de menos a más a lo largo de este comienzo de temporada. La última vez que ambos equipos se enfrentaron en el Emirates por Premier League, el resultado fue un rácano empate a cero.

Este partido no tendría que ver con aquel aburrido cero a cero y arrancaría con una intensidad y una velocidad impresionantes, resultado del deseo de ambos equipos por conseguir la victoria.

La batalla en los primeros minutos la acabaría ganando el Chelsea. Hazard, Mata y Oscar – resguardados por Obi Mikel y Ramires – se hacían dueños del mediocampo. El Arsenal, con Arteta, Ramsey y Diaby, trataba de frenar las acometidas de los ‘blues’.

Justamente el francés Diaby sería protagonista al 17’ al tener que abandonar el campo por una lesión. En su lugar, Wenger daba entrada al joven Alex Oxlade – Chamberlain. Retrasaba a Ramsey a la posición de Diaby y colocaba al joven inglés por banda derecha para tratar de quebrar la resistencia de Ashley Cole en el lateral izquierdo.

Tres minutos más tarde, una desatención de la zaga local le permitiría al Chelsea adelantarse en el marcador. Un centro del español Juan Mata encontró libre de marca a Fernando Torres, y ‘El Niño’, de volea y sin dejarla caer, la mandaría al fondo de la red dejando totalmente estático a Vito Mannone. 0-1 para el Chelsea y tercer gol del delantero de 28 años en esta edición de la Premier League.

Las cosas se le empezaban a torcer temprano a Arsene Wenger. Lukas Podolski no aparecía y Mikel Arteta y Aaron Ramsey se veían ampliamente superados por los mediocampistas ‘blues’. La solución del francés fue ordenar al equipo  volcarse al ataque y atacar por la derecha con el recién ingresado Oxlade-Chamberlain. Y funcionó.

Una serie de pases acabaría con el balón en los pies de Oxlade-Chamberlain. El inglés vio bien ubicado al marfileño Gervinho en el punto penalti y le envió un centro raso medido a sus botas El delantero africano no perdonaría y tras una espectacular media vuelta pondría la igualdad en el marcador con un potente disparo ante el que nada pudo hacer Petr Cech. 42 minutos y se empataban las acciones. Así se irían ambos equipos al descanso.

El gol de Gervinho le daría alas al Arsenal para convencerse de que podían llevarse la victoria en el Emirates y así arrancarían el segundo tiempo; con un juego vertiginoso y de mucho desgaste. El Chelsea se dedicaba a aguantar y a esperar tener alguna ocasión aislada para tratar de convertirla en gol.

Y la oportunidad acabaría llegando al 53’. Un flojo tiro libre de Juan Mata se coló en la meta defendida por el italiano Mannone, aparentemente sin intervención de ninguno de los jugadores en cancha. En la repetición de la jugada se aprecia claramente que el francés Koscielny la toca con el muslo y la desvía al fondo de la arquería, y que ello es lo que permite que los ‘blues’ se vayan arriba en el electrónico. 1-2 y más de 35 minutos por jugar.

Arsene Wenger reaccionó rápido e introdujo un doble cambio buscando igualar el partido. Dejaban la cancha Aaron Ramsey y Lukas Podolski –ambos de muy flojo patido– y entraban Theo Walcott y Olivier Giroud. Los ‘gunners’ iban con todo.

Los locales lo siguieron intentando a lo largo de toda la segunda parte, dominando por completo el juego y la posesión, pero nunca pudieron materializar las ocasiones ante la portería ‘blue’.

La más clara para lograr la igualdad la tendrían al 90’. Un pase filtrado de Cazorla a Giroud, acabó con el delantero francés enviando un disparo al lateral de la red tras ‘limpiar’ de su camino a Petr Cech.

Al final, 1-2 en el electrónico y victoria en el Derbi de Londres para un Chelsea que es más líder y que lo seguirá siendo por una jornada más, sin importar lo que haga el Manchester United en su partido ante el Tottenham. Los de Roberto Di Matteo confirman que van en serio a por la Premier League.

Los blues reciben en la próxima jornada al Norwich City, mientras que los ‘gunners’ intentarán curar sus heridas visitando al West Ham United.

Artículos relacionados