thumbnail Hola,

EXCLUSIVO: En cuanto Tito Vilanova empezó con su tratamiento, el Ingeniero fue un candidato para llegar al club culé. Y tampoco se le cerraron las puertas para el futuro.

REPORTAJE ESPECIAL

Se fue Tito y llegó Tata. El Barcelona se vio obligado a hacer un cambio de entrenador en el verano europeo, debido a que Vilanova necesitó tomarse su tiempo para recuperarse del cáncer y Gerardo Martino llegó como su reemplazo. Pero las cosas pudieron ser diferentes, pues en lugar de un argentino en el banquillo del Camp Nou, el inquilino del mismo pudo haber sido un chileno: Manuel Pellegrini.

Barcelona ha admirado durante mucho tiempo a Pellegrini y mantuvo vigilado al sudamericano durante su exitoso paso por el Villarreal entre 2004 y 2009. De hecho, el club catalán consideró al técnico como un posible sustituto de Frank Rijkaard cuando la etapa del holandés terminó en 2008.

Al final, sin embargo, el Barcelona optó por colocar a Pep Guardiola en el puesto de máxima responsabilidad en el Camp Nou y, sólo un año después, Pellegrini se marchó al gran rival, fichando por el Real Madrid.

Señalado por el director deportivo, Jorge Valdano, como el hombre para liderar el segundo proyecto de Florentino Pérez en el Santiago Bernabéu, Pellegrini lideró al Madrid a su récord de puntos hasta ese momento en Liga (96). Eso, sin embargo, sólo fue suficiente para alcanzar el segundo lugar por detrás del Barcelona, lo que unido a la eliminación en octavos de final de la Champions ante Lyon y la humillación a manos de un conjunto de Segunda B como el Alcorcón en la Copa del Rey provocó lo inevitable: Pellegrini fue despedido.

LA CARRERA DE PELLEGRINI
Universidad de Chile
Palestino
Chile Under-20
Palestino
O'Higgins
Universidad Catolica
Palestino
LDU Quito
San Lorenzo
River Plate
Villarreal
Real Madrid
Malaga
Manchester City
1988-89
1990
1991
1991-92
1992-93
1994-96
1998
1999-00
2001-02
2002-03
2004-09
2009-10
2010-13
2013-
El chileno había sido víctima de una campaña feroz por parte de la prensa de Madrid para derrocarlo de su puesto y también admitió más tarde que su relación con Florentino había sido mala desde el principio.

Muchos seguidores del Real Madrid, sin embargo, disfrutaron con el estilo de fútbol de ataque que había propuesto el entrenador y esperaban que el ex del Villarreal permaneciera en el cargo.

A pesar de eso, José Mourinho llegó al Madrid y Pellegrini optó por reconstruir su reputación en Málaga.

Esa decisión causó sorpresa, pero el sudamericano lideró al conjunto andaluz sin perder un solo minuto hasta las semifinales de la Liga de Campeones en su segunda temporada completa (cayendo ante el Borussia Dortmund en las semifinales), a pesar de la venta de varios de los mejores jugadores del club en el verano de 2012.

Con la marcha de Guardiola de Barcelona, el presidente Sandro Rosell y el director deportivo Andoni Zubizarreta contemplaron el fichaje de Pellegrini, pero finalmente optaron por la continuidad: Tito fue el relevo de Pep, pasando el ayudante a tomar las riendas.

Sin embargo, la junta directiva del Barça siguió admirando el progreso de Pellegrini con Málaga y cuando Tito se vio obligado a tomarse un tiempo para continuar con el tratamiento después de una recaída en 2012 y principios de 2013, el chileno fue uno de los nombres que se manejaron como posible sucesor si el técnico catalán no podía continuar en el Camp Nou.

En ese momento, sin embargo, Pellegrini se encontraba en negociaciones avanzadas con Manchester City, y en cualquier caso Barcelona fue incapaz de hacer ninguna promesa acerca de una posible contratación. Si Tito se encontraba sano, seguiría.

"Hubo un interés definido en Pellegrini", dijo una fuente muy cercana al club catalán a Goal. "Tito se había tomado un tiempo y nadie sabía si sería capaz de continuar más allá del verano, pero al final él insistió en que quería quedarse y el club respetó eso".

Así que Pellegrini completó su fichaje por el City, que anunció un acuerdo verbal el 30 de mayo que se convirtió en oficial en junio. Mientras tanto, Vilanova se comprometió a seguir en el Camp Nou: "Me siendo fuerte y, si mi salud me lo permite, voy a quedarme".

Por desgracia para el club y el entrenador, eso no fue posible y el 19 de julio el Barcelona anunció que Tito se iba a concentrar en su batalla contra el cáncer.

Ellos tienen una enorme plantilla con extraordinarios jugadores, y un sustituto en cada posición"

- Manuel Pellegrini sobre Barcelona

Para ese momento, Pellegrini ya estaba preparando la pretemporada con el City y no hubo oportunidad de un fichaje de última hora".

"Si Barcelona hubiera sabido antes que Tito no sería capaz de continuar, Pellegrini habría sido su primera opción", explicó nuestra fuente. "Él tiene una gran experiencia en la Liga y su estilo de fútbol encaja en la filosofía del Barcelona. Hubiera sido ideal".

Con las opciones restringidas a finales de junio, el Barça finalmente consideró a dos hombres para tomar el relevo de Vilanova: Martino y Luis Enrique. Pero un par de jugadores de alto nivel dijeron a la junta directiva que no querían trabajar con este último y, en todo caso, el excentrocampista ya había fichado por el Celta de Vigo.

Otras preocupaciones sobre Luis Enrique fueron su falta de experiencia al más alto nivel y su fuerte carácter, así que Martino fue al final el único candidato, y se le vio como hombre ideal para asociarse con su compatriota Lionel Messi.

El 'Tata', sin embargo, no tenía ninguna experiencia previa en el fútbol europeo y si la salida de Tito se hubiera producido en mayo y no a finales de junio, Pellegrini probablemente habría sido el principal objetivo del club catalán.

"Podría haber pasado", continuó nuestra fuente. "A Pellegrini le encanta España y la oportunidad de entrenar a Barcelona le atraía. Su año en el Madrid no terminó bien y por eso no se siente especialmente unido a ellos".

No terminó ahí la relación Barcelona-Pellegrini: "La junta directiva del Barcelona lo admira y podría terminar aquí en un futuro". ¿Se dará?

Artículos relacionados