thumbnail Hola,

Sandro Rosell renunció a su cargo

El dirigente de Barcelona dejó su cargo como presidente, luego de ser acusado, por un socio del mismo club, de desviar fondos en la transferencia de Neymar.

Luego de recibir una denuncia por desvío de fondos en la transferencia de Neymar, el dirigente de Barcelona, Sandro Rosell, decidió renunciar a su cargo como Presidente de la institución catalana. Rosell, que fue elegido en junio de 2010 para ese cargo, considera que por deber moral prefiere tomar esta decisión. Además, el dirigente y su familia han recibido amenazas anónimas, por lo que finalmente tomó la decisión.

La situación, que empezó a complicarse luego de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, encargado de llevar el caso en Madrid, aceptara la querella presentada por el socio Jordi Cases contra el dirigente por apropiación indebida por distracción en la contratación del delantero brasileño, concluye con la salida de quien fuera el reemplazante de Joan Laporta. Rosell estuvo reunido por la mañana en su domicilio con Antoni Rossich, director general, Albert Montagut, director de comunicación; Josep Maria Bertomeu, vicepresidente deportivo y Xavier Faus, vicepresidente económico.

Los dirigentes de Barcelona afrontarán así una dura crisis institucional, teniendo en cuenta que la controversia por malversación de fondos podría afectar la economía del equipo y se trataría de un caso que tendría varios implicados –Cases avisó ayer que podría extender la demanda a Bartomeu y Faus–.

El sucesor de Rosell será Josep María Bartomeu, actual vicepresidente deportivo, quien tomará las riendas del club hasta2016. El dirigente, que obtuvo su actual cargo en 2010 con la llegada de Rosell, ya había trabajado en el club en 2003, como responsable del basquetbol cuando Joan Laporta era el presidente.

Artículos relacionados