thumbnail Hola,

Consumado el arribo de Gareth Bale a Real Madrid, te mostramos a los otros cinco jugadores del Reino Unido que se pusieron la camiseta merengue. ¿Cómo les fue?

Gareth Bale puso la firma y con ello se abre el interrogante de cómo le irá al galés en el conjunto que conduce Carlo Ancelotti. A los británicos les ha costado históricamente adaptarse al fútbol español, de hecho no abundan los casos de jugadores de la Isla triunfando en la parte más grande de la península Ibérica.

Existen diferencias en el juego que a priori complican que un británico brille de inmediato en España, pero en fútbol todo es adaptable con el tiempo, lo que realmente dificulta es el contraste cultural. Y aquí radica una de las explicaciones por las cuales los futbolistas británicos no han sido habitués en cruzar el Canal de la Mancha.

Bale es solo el sexto jugador del Reino Unido en llegar al Real Madrid y para intentar acercarse a cómo le irá al galés, veamos el andar que tuvieron los otros cinco que se animaron a pisar tierras madridistas.

Laurie Cunningham

El delantero inglés de ascendencia africana, llegó al Real Madrid en 1979 procedente del West Bromwich Albion. En ese momento, fue el fichaje más caro en la historia del club: 175 millones de pesetas  (USD 1.3M) pagó el equipo blaco por un delantero que jugó 44 partidos en cuatro años, marcando solo 13 goles. Apodado como El Destello Negro, Cunningham abandonó al Real en 1983.

Steve McManaman

Llegó al Madrid en la temporada 99-00 y lo primero que hizo fue marcarle un golazo al Valencia en la final de la Champions. Fue el jugador inglés que mejor se adaptó a la cultura española. Fue querido por el simpatizante madridista justamente por esta preocupación del jugador por entender y acomodarse a Madrid sin cuestionamientos. Se marchó al City en 2003 con un palmarés espectacular: 2 Ligas, 2 Copas de Europa, 1 Copa Intercontinental, 1 Supercopa de Europa y 1 Supercopa de España.

David Beckham - REAL MADRID (2003 - 2007)

Fichado en 2003 por 48 millones de dólares, el Spice Boy tuvo la 'mala suerte' de llegar justo en el peor momento del Madrid de los Galácticos. Su elegancia, su estilo y su profesionalismo dejaron huella en la entidad merengue, donde fue muy querido, aunque apenas conquistó una Liga y una Supercopa de España. Pero en cuestiones de marketing su aparición resultó provechosa para el Madrid. Quizás, el principal motivo por el cual pasó por la casablanca.

Jonathan Woodgate

Woody lideró un Leeds muy recordado que estuvo a punto de alcanzar una final de Champions (con Alan Smith, Viduka…). Fue traspasado por un dineral al Newcastle y de ahí al Madrid. En su primera temporada, no pudo debutar al sufrir una grave lesión que lo apartó de los terrenos de juego durante toda la campaña 2004-05. Su paso por Madrid fue sin gloria y a la mitad de la siguiente temporada fue cedido al Middlesbourgh.

Michael Owen

En España lo señalaron como el 'capricho de Florentino Pérez', empeñado en reunir a todos los Balones de Oro que se pusieran por delante. Owen nunca logró adaptarse a la cultura española y en su corto andar por el club dejó contados destellos de su recordado talento. Marcó 14 goles en 41 partidos. Compartió delantera con Ronaldo y tapó a jugadores de la cantera como Morientes y Portillo. Por eso, y apesar de una campaña aceptable, la directiva decidió venderlo tras llegar una buena oferta del Newcastle United.

Artículos relacionados