thumbnail Hola,

El FC Barcelona se encuentra en una encrucijada en la que necesita buscar a un entrenador competente en menos de un mes. La directiva confía en el talento de la casa que reconocido

Ha sido un año y medio muy complicado para el Barça, la pila de problemas se viene acumulando desde que la directiva nueva del Barça dejó entrever los problemas extra cancha en los que se relacionaba al presidente anterior, Joan Laporta. Desde un principio, cuando la directiva de Rosell ganó las elecciones en verano del 2010, el mismo Johan Cruyff se negó a continuar siendo el Presidente de Honor de la entidad.

Estos fueron los primeros rastros de que algo no iba bien en Can Barça y después de ahí fueron llegando diversos tipos de detalles que hicieron notar que el equipo iba derrumbándose poco a poco. Guardiola desistió sus intentos por seguir manteniendo la hegemonía impuesta en 2009 por tres años, y por si fuera poco, la plantilla sufrió los golpes de las enfermedades de Tito Vilanova y Eric Abidal.

Estos últimos contratiempos terminaron por desgastar al entonces entrenador Pep Guardiola, que decidió hacerse a un lado al mismo tiempo que su cara de asombro no le dejaba acreditar que un enfermo ‘Tito’ Vilanova lo relevaba en el puesto, justo el mismo día de la despedida del de Santpedor. Muchos de estos episodios parecen carecer un poco de sentido común y una gran parte del barcelonismo reprobó estas decisiones erráticas de la directiva.

No es que el trabajo de Vilanova no haya sido bueno, ganó la mejor liga en la historia del Barcelona, e igualó en puntos a la liga anterior obtenida por el Real Madrid. Con los meses que Tito estuvo fuera, la historia en la temporada del Barcelona pudo ser diferente y el equipo pudo ganar más de lo que logró. Es por esto que la directiva no estaba dispuesta a volver a pasar por lo mismo con Tito aún enfermo.

Pero la decisión fue tomada de forma muy repentina, por la decaída de Tito y se tomó la decisión de que no siguiera, a un mes de que la temporada comience. Con muy pocas opciones de técnicos de renombre que puedan suplir con garantías al Vilanova y que pueda manejar un vestuario con la nueva adición de una estrella mediática como Neymar recién desempacada. Las opciones reales, las posibles y las utópicas son las siguientes.

Rosell y Zubizarreta parecen mantener la idea que tuvo Joan Laporta cuando promovió a Guardiola al primer equipo. Confiar en técnicos de la casa en los últimos cinco años, les ha traído cuatro ligas y dos Champions League. Parece ser que la apuesta más viable se encuentra en La Masía, con la opción de Francesc Ferrer ‘Rubí’, miembro del cuerpo técnico de Tito, como la más viable.

También está la opción de Jordi Roura, segundo técnico durante la temporada anterior, que mantuvo a flote al equipo en la Liga sin perder y pasó un poco desapercibido en las eliminatorias que dirigió de Champions League. Lionel Messi y el resto del equipo ejercieron un poco de auto gestión durante la estancia de Tito en Nueva York y pareció funcionar hasta las semifinales, incluso con un Lionel Messi lesionado.

Sin embargo, en el resto del barcelonismo, entre la afición y los medio de prensa de Catalunya se manejan opciones un poco más inverosímiles, incluso de técnicos que ya cuentan con un equipo a su disposición. El nombre del argentino Gerardo Martino, de gran temporada con Newell’s e ídolo futbolístico de Jorge Messi, padre de Leo.

Otro nombre que sonó durante la temporada anterior cuando Guardiola ya había anunciado que se iba, fue el de Marcelo Bielsa. Ambos técnicos argentino son nacidos en Rosario, significarían un levantón anímico para Leo Messi por ser sus compatriotas, pero siguen siendo opciones que baraja la prensa local y en Barcelona parece que se inclinan más por los entrenadores que se tienen en casa.

Otras opciones que se han manejado pero todas son de entrenadores que están comprometidos con sus respectivos equipos, son la de André Villas-Boas entrenador del Tottenham. Luis Enrique técnico del Celta de Vigo, Michael Laudrup estratega del Swansea inglés y el holandés Ronald Koeman, que en este momento entrena al Feyenoord de Rotterdam. Todos estos técnicos menos Koeman, tienen un compromiso con sus respectivos equipos y es difícil que salgan tan repentinamente.

Opciones ya más lejanas son Ernesto Valverde y el retirado Yupp Heinkes. Pero es en realidad una lástima que un entrenador como Phillipe Montanier haya elegido regresar al fútbol francés. Su trabajo durante la temporada anterior fue de los más interesantes durante la Liga Española, esta demostración le ganó una participación en la Champions League al equipo después de diez años sin competir en ella. Y por si fuera poco, la Real Sociedad del técnico francés, fue la única que logró ganarle en la Liga al Barça durante el ciclo anterior.

El Barcelona necesita encontrar soluciones rápido, un club como el Barcelona no puede darse el lujo de seguir teniendo esta crisis de técnico que ha sufrido desde primavera del 2012, cuando Pep puso en shock a toda España al anunciar su salida, y posteriormente con Tito y su desafortunada enfermedad. Se vienen tiempos algo turbulentos para el conjunto culé, solamente se  mantiene por ahora la esperanza de que la dupla Messi-Neymar salve de estos problemas acumulados al equipo, y eso es muy preocupante.

Artículos relacionados