thumbnail Hola,

Las negociaciones para renovar con el Real Madrid avanzan a paso firme, girando en torno a un salario anual de 20 millones de dólares netos para el luso hasta 2018.

EXCLUSIVO

Cristiano Ronaldo
está cada vez más cerca de llegar a un acuerdo con el Real Madrid para renovar su contrato y convertirse así en el jugador mejor pago del mundo del fútbol. Es sabido que el club blanco tiene ciertamente encaminadas las negociaciones con los agentes de Ronaldo para acordar un contrato que rondaría los 100 millones de dólares por cinco años, con el portugués cobrando unos 20 millones netos al año. Lo que sería el contrato más lucrativo de la historia del fútbol.

CR7, que marcó 201 goles en los 199 partidos que ha jugado con el Real Madrid en estas cuatro temporadas, hizo saltar las alarmas el pasado jueves cuando publicó en Twitter un críptico mensaje que simplemente decía: "Todas las noticias sobre mi renovación con el Real Madrid son falsas". Aunque lo cierto es que, días antes, el propio jugador reveló su intención de quedarse en el club de Concha Espina más allá de lo que dura su contrato actual, hasta 2015.

Fue la última semana, después de la victoria de Portugal sobre Rusia (1-0) por las Eliminatorias para el Mundial 2014, cuando dijo: "No he hablado con nadie todavía, pero sé que llegaremos a un acuerdo para el nuevo contrato. Lo más importante ahora es la selección". Declaraciones que llegaron después de que semanas antes proclamara a los cuatro vientos que su futuro no tenía nada que ver con la marcha de José Mourinho del club. "No me preocupa lo que haga Mourinho; sólo me preocupa mi futuro, y el futuro del Real Madrid", indicó en mayo. La relación entre ambos, que alguna vez fue perfecta, se fue deteriorando, sobre todo en los últimos meses después de una discusión tras el partido ante el Valencia en enero, según el técnico por una "corrección táctica".

El interés del United, muy real
Aunque nunca se ha llegado al punto de presentar una oferta formal por él, el sueño del Manchester United de convencer a Ronaldo de que regrese a Old Trafford sigue estando en pie.

Una ofensiva pública y privada explotó al tiempo que el campeón inglés y el gigante español quedaban emparejados en la Champions League en diciembre pasado, y fue creciendo cuando el portugués por fin regresaba al estadio que lo vio crecer, donde marcó el gol decisivo de la eliminatoria.

La recepción que esperaba aquella noche al jugador lo tocó de lleno, y más cuando en España se había sentido poco querido por momentos. Tanto que, tras el partido, pasó un buen rato hablando con sus excompañeros y empleados del club en unos términos tan positivos que parecía estar dejando abierta la puerta de regreso a Old Trafford.

Sin embargo, la realidad es que la estratosférica suma que envuelve la operación Ronaldo ha sido siempre una barrera muy alta, además de la negativa a vender del Real Madrid, como para que el sueño del Manchester United pudiese materializarse.

James Goldman, Goal UK
Sea como fuere, la posición de Ronaldo ha cambiado después de que se declarara "triste" allá al inicio de la temporada, en lo que siempre ha trascendido que vino motivado por la frustración por no verse suficientemente apoyado por parte del público y del propio club en su carrera por el Balón de Oro y por el premio al Jugador del Año de UEFA, además de los cortocircuítos con compañeros de vestuario como Marcelo, o la aparente frialdad del club a la hora de discutir una renovación de su contrato. Hoy no queda ya nada de eso, pues el luso ha aglutinado el respeto y la admiración de hinchas y compañeros del club, después de un soberbio año cuando el equipo firmaba sus peores números en temporadas. Y el mismo jugador no dudó en reconocer que ahora se siente "más querido".

Cuando Ronaldo llegó a Madrid, la llamada 'Ley Beckham' estaba todavía vigente, por la cual los trabajadores extranjeros que hubieran vivido en España menos de 10 años ganando por encima de los 160 mil dólares anuales pagaban tasas fiscales menores, de un 23% y no el habitual 45%.

Pero desde que el gobierno español decidió revocar esta iniciativa, un nuevo contrato para Ronaldo significaría que el Real Madrid debe pagar un 52% de su salario en concepto de impuestos. Esto es, que el club blanco debería afrontar un pago de aproximadamente 41 millones de dólares anuales para que el '7' pueda cobrar esos 20 millones por acordar.

No obstante, el Real Madrid es muy consciente de la importancia de mantener al portugués en el club. En la Casa Blanca están viendo en la actual ventana de fichajes cómo se están escapando algunas de las piezas más codiciadas del mercado, como Neymar, el dúo del Borussia Ilkay Gundogan-Robert Lewandowski, el recientemente renovado Kun Agüero, o el ahora jugador del Mónaco Radamel Falcao. Mientras que otros como Gareth Bale, o incluso Edinson Cavani, parece que serían más caros de lo previsto en un principio. Con lo que la renovación de Ronaldo adquiere una relevancia vital.

El presidente Florentino Pérez ha sido muy claro a la hora de mostrar públicamente sus intenciones de convertir a CR7 en la piedra angular del próximo proyecto deportivo. "Quiero construir un Real Madrid alrededor de Cristiano", dijo este último mes en una de sus múltiples entrevistas en los medios de comunicación: "Y quiero que Ronaldo sea el jugador mejor pagado del mundo". Algo que estaría muy cerca de cumplirse, en cuanto estampen la firma en su nuevo contrato.

Pues con el Real Madrid dispuesto a satisfacer las demandas del portugués de cobrar 20 millones de dólares netos al año, Ronaldo se situaría un escalafón por encima de Lionel Messi, que gana 17 millones netos anuales fijos en el Barcelona (sin contar las variables). Pero también de Radamel Falcao (18M), o de Zlatan Ibrahimovic (19M). No alcanzaría los 26 millones que cobra Samuel Eto'o en el Anzhi, pero al camerunés le quedan apenas tres años de contrato, con lo que en el montante total durante los próximos cinco años sigue siendo inferior al que percibiría Cristiano en el Real Madrid: alrededor de 100 millones de dólares netos desde ahora hasta 2018. Una cantidad a la que no llega ningún jugador en la actualidad.

Aunque para que eso suceda, Real Madrid y Cristiano Ronaldo todavía deben llegar a un punto en común con respecto a la cesión de los derechos de imagen del jugador. El '7' percibe actualmente el 40%, Gestifute el 20%, y el Real Madrid el 40% restante de lo embolsado en concepto de derechos de imagen. Y el jugador pretende incrementar su porcentaje, según apuntan algunos medios, hasta cobrar el 100% total. Un extremo inasumible para el club, cuya política es uniforme para todo el plantel. Y es ahí donde se mueven todavía las negociaciones, en un juego estratégico donde muchos movimientos se están llevando a la luz de todos, y donde todas las partes parecen apuntar, por ahora, a un acuerdo final, que además llegaría más pronto que tarde.

Artículos relacionados