thumbnail Hola,

El mejor del mundo jugará en San Mamés con el ojo izquierdo morado después de haber recibir un pelotazo en el entrenamiento del viernes.

El astro argentino Lionel Messi aterrizó en Bilbao con el ojo izquierdo ligeramente morado después de recibir un pelotazo en un entrenamiento vespertino del viernes. A pesar del percance su presencia en el once inicial del Barcelona no corre peligro, si Tito Vilanova lo considera oportuno.

Los blaugranas pueden proclamarse campeones matemáticamente si vencen a Los Leones del Athletic de Bilbao en su última visita a San Mamés, la Catedral del fútbol, aunque después deberán esperar una derrota del Real Madrid en el derby frente al Atlético.

Después de la desilusión sufrida entre semana en su visita a Munich, el Barcelona buscará aliviar sus penas con una victoria en la competición doméstica, que le acerque a su vigésimo segundo título de Liga. 

Artículos relacionados