thumbnail Hola,

En su primera rueda de prensa tras su vuelta a Barcelona, el técnico blaugrana abrazó la Messidependencia. "Ojalá la tengamos muchos años", confesó.

El entrenador del Barcelona, Tito Vilanova, volvió a hablar en una rueda de prensa en la tarde del viernes. El DT, contento por su reaparición, agradeció la presencia de los medios de comunicación y se mostró feliz por haber podido recuperarse de su enfermedad.

“Estoy muy bien después de pasar un proceso como el que pasé. No era fácil pero cada día que pasa me siento mejor, con más ganas, quería estar aquí, con el equipo”, comenzó diciendo el entrenador azulgrana.

Vilanova se ha referido al cómo han llevado a cabo el trabajo del equipo durante el tiempo que le ha tocado estar fuera, y admitió que no ha sido sencillo. “Había un problema de distancia. Estaba en contacto con el asistente gracias a las nuevas tecnologías”, reveló.

"Lo han dicho muchas veces, lo dicen continuamente. En una liga de alto nivel mantenerse siempre arriba es muy difícil. El Barcelona lo ha logrado tres años, aunque el año pasado fue más difícil pues no pudimos ganar la liga. Si ganamos la liga serían cuatro en cinco años. Hemos llegado a seis semifinales de Champions seguidas, que es un récord. No creo que haya fin de ciclo", analizó.

Además, se refirió a la dificultad que supone volver a meterse el año que viene entre los cuatro mejores de Europa. Incluso ha calificado de "imposible" estar en siete semifinales consecutivas. "Sería la re hostia", se sinceró.

Es normal notar la ausencia de Messi, ¿quien no lo notaría? Siempre hemos dependido de Messi, sería ilógico no depender del mejor jugador del mundo. Me alegro que sigamos teniendo esa dependencia


Tito Vilanova

Vilanova no cree que ya estén eliminados ante el Bayern Munich y recuerda que son el Barcelona y jugarán “en casa”. Además, considera que no sería “muy creíble” si dijera que van a “remontar fácilmente”. "Tenemos una obligación con nuestros hinchas de plantarnos ante el Bayern Munich e intentarlo, aunque sé que es muy difícil”, señaló.

El preparador culé tuvo tiempo para bromas y, sobre el tema de la autogestión, reconoció que para el club catalán fue una decisión muy difícil responder a su ausencia. Según el técnico blaugrana, si hubiera llegado al Camp Nou otro entrenador y perdía un partido lo habrían cuestionado y castigado sin piedad.

En cuanto a su relación con el futuro entrenador del Bayern Múnich y su antecesor en Barcelona, Pep Guardiola, contestó: "La relación con Pep es verdad que se ha hablado mucho. Somos amigos íntimos desde pequeños, hemos vivido una etapa espectacular en el Barcelona. Es verdad que con la distancia las relaciones se enfrían".

Consultado sobre si prefiere ser campeón este sábado en La Catedral, ante el Athletic de Bilbao, o esperar a la próxima jornada en el Camp Nou contra el Betis, manifestó que “cuanto antes se gane la Liga, mejor”. “Yo lo que quiero es ser campeón", sostuvo.

Vilanova reconoció también que su equipo no llegaba en el más alto nivel contra el Bayern Munich, al que consideró justo ganador del partido de ida. Sin embargo, dijo que los alemanes no debieron ganar “por cuatro goles”, y recordó la forma en la que han llegado las cuatro anotaciones de los bávaros (uno en fuera de juego de Mario Gomez y otro con una falta de Muller no sancionada).

Aunque se demoró, la pregunta sobre Lionel Messi se hizo presente. Y la respuesta fue contundente: “Es normal notar la ausencia de Messi, ¿quien no lo notaría? Siempre hemos dependido de Messi, sería ilógico no depender del mejor jugador del mundo. Me alegro que sigamos teniendo esa dependencia".

Artículos relacionados