thumbnail Hola,

El astro del Real Madrid se someterá, una vez más, al examen que supone medirse al Barcelona. Las últimas veces lo superó con nota

Por Quillo Barrios (@quillobarrios)

Cristiano Ronaldo volverá a ser, con permiso de Lionel Messi, el centro de atención durante el Barcelona-Real Madrid que se disputará este domingo, a las 19:50, en el Camp Nou.

Dijeron que nunca aparecía en los partidos importantes y, pese a que él mismo ha dejado sin argumentos a los que pronunciaban dicha frase, cada Clásico parece una prueba de fuego para el astro portugués. Como si de un examen interminable se tratase, CR7 debe rozar el sobresaliente cuando se mide al Barcelona. El notable no está permitido. No para un futbolista que quiere seguir haciendo historia.

Ha superado con creces a Messi en los últimos enfrentamientos. Dejó sentenciada la pasada Liga BBVA con un gran gol en el Camp Nou y fue decisivo en la Supercopa de España, marcado tanto en la ida como en la vuelta. Aún así, el fútbol, cuya memoria es frágil, volverá a poner a prueba al ex del Manchester United.

De nada vale haber marcado seis goles en dos partidos. Tampoco importa ser ya el máximo goleador sumando Liga, Champions y Supercopa. Los números desaparecen cuando un árbitro señala el inicio de un encuentro. Y ahí, Cristiano Ronaldo arrancará de cero, dejando la estadística a un lado.

El Real Madrid lo necesita. Él lo sabe. Para ganar en el Camp Nou, el equipo de José Mourinho buscará una filosofía de juego adecuada y la mejor versión de su crack. Mezclar todo es garantía de éxito.

Las cuerdas psicológicas que atenazaban al ex del United cada vez que se medía al Barça fueron desatadas hace tiempo. Él mismo se encargó de ello. Los que antes se burlaban, ahora temen. Y es que, Cristiano ya ha demostrado que es capaz de dejar heladas a 90.000 personas cuando nadie lo espera

Lo único que necesita es sentirse el mejor y saber que en sus botas reside gran parte de la estabilidad deportiva del actual Real Madrid. Llega la hora de la verdad. La hora de los cracks. La hora de CR7. Seguir haciendo historia o no, depende única y exclusivamente de él.

Artículos relacionados