thumbnail Hola,
Andrés Corona: La conspiración centroamericana y su falta de pruebas

Andrés Corona: La conspiración centroamericana y su falta de pruebas

Getty

Nuestro columnista 'carga' contra las voces de jugadores, directivos y afición centroamericana que sin pruebas en mano, hablan de sobornos por parte de México.

Hay conspiraciones que siguen. Con el paso de los días, de los juegos y de los años, que a pesar de no ser compradas, siguen siendo alardeadas, regularmente por los perdedores o por los que tienen miedo de sí mismos.

Y no, no es presunción, como muchos podrían lanzar. La soberbia típica del mexicano cuando se mide a una selección centroamericana ha ido quedando atrás. Se sabe desde este punto que ya no se les gana por diferencia de siete y que vencerlos no será tan sencillo como antes.

Pero también, es indudable que México es históricamente el rival a vencer en CONCACAF, el que ha tenido buenas selecciones, participaciones en torneos, eliminatorias y mundiales y que con base en los números, ha dominado a cada una de las selecciones de la región. No es presunción ni soberbia, es una realidad que le duele a muchos reconocer, pero que existe.

México se juega su calificación a Brasil en los próximos 15 días. Merecido o inmerecido, el Tri está en la pelea por el tercer sitio de CONCACAF o bien, por el repechaje contra Nueva Zelanda. Para los centroamericanos no hay gusto mayor que dejar a la selección azteca fuera de la Copa del Mundo, se celebra incluso, más que su propia calificación.

El Tri debe ganar los seis puntos y depender que Honduras no consiga cuatro. Esa es la fórmula mágica de México para ir a Brasil. La duda es si esto puede conseguirse y de darse, ver si existirá el reconocimiento al cuadro de Vucetich en los logros por cuenta propia.

En la eliminatoria de Corea-Japón, México vivió una situación similar. Honduras tenía la sartén por el mango para calificar a la Copa del Mundo, pero desperdició sus opciones primero al caer ante Trinidad y Tobago y luego perder contra el Tri.

La respuesta a dichas interrogantes desde el punto centroamericano, fue que Ramón Maradiaga, entonces técnico catracho, y la selección de aquel entonces, se dejó "comprar" por México. Evidentemente, el regreso perfecto del equipo de Javier Aguirre fue ninguneado por todos, aunque en el papel y hasta la fecha, sigue sin haber pruebas del supuesto soborno azteca.

La historia es así. Si México vence a Panamá y Costa Rica, y por algún motivo Honduras solo consigue tres puntos, el Tri estará en Brasil, no por méritos propios, sino por sobornos, compras y demás teorías de conspiración. No será por calidad y fútbol, por un cambio en el timón y en la idea de juego. Simplemente será gracias a "nuestro dinero".

Estas semanas he escuchado historias aberrantes, ninguna sustentada ni comprobada. Versiones periodísticas, y peor aún, directivas, asegurando falta de Fair Play por parte de México en estos duelos. Quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra y quien tenga una acusación, que la sostenga, pero diciendo la verdad. Acusar sin pruebas, es también una falta de Fair Play, alguien debería decirlo.

Si México vence a Panamá en el Estadio Azteca, no puede ser considerado una sorpresa. Por muy que el Tri venga de anotar un gol en cuatro partidos, de perder contra Honduras y de sumar 3 de 12 puntos. La calidad futbolística y la historia, hablan por si sola, es más factible que se gane ese partido a que se pierda, y no, en mis palabras no existe un solo gramo de soberbia.

La visita a Costa Rica es difícil. Pero, ¿sería sorpresa ganar en San José? ¿Si el Tri derrota a los ticos es por que se compró el juego? Para responder, están los antecedentes. Si hay un estadio donde México ha salido avante en los últimos años, es en el Estadio Saprissa o en el Nacional de San José. A checar datos si esto es falso, pues desde 2001, el primer Aztecazo, los ticos no logran vencer a México, ni como locales ni como visitantes.

No confundamos, porque no se vale hacerlo. Las conspiraciones centroamericanas seguirán, pero basta de hacerlo con simples rumores y no con pruebas, pues ahora resulta que la historia de México en CONCACAF se mancha solo porque algunos payasos aseguran que los triunfos 'verdes', fueron gracias a los 'verdes' pesos o dólares.

El pronóstico desde acá es sensato. México ganará los seis puntos restantes y aún así, si Honduras se pone las pilas y no hace un chiste como el de 2001, mandará al Tri al repechaje. La historia no está en nuestras manos, dependemos de terceros. Pero si hay un 'milagro' mexicano, que se dé la responsabilidad necesaria y suficiente para quien gane y pierda en el campo.

¿Sobornos y compras? Ya basta, compruébenlo y también tengan Fair Play.


---------------------------------

Andrés Corona Zurita es el Editor Adjunto de Goal.com México. Laboró en Mediotiempo.com como Productor Multimedia. Actualmente crea contenido especial para Goal.com México y escribe una columna semanal.