thumbnail Hola,

La escuadra de René Simoes dio la sorpresa en el hexagonal final rumbo a Francia 98. Ya en la justa mundialista logró ganar un juego en su debut.

El Reggae sonó con más fuerza que nunca en el mundo del fútbol en 1998. Una selección colorida, aguerrida y talentosa tocaba las puertas de la élite del balompié en el máximo evento posible que la pelota nos regala.

La selección de Jamaica hacía lo imposible para los no creyentes. ¿Cómo un pueblo amante del cricket superaría a países 100% futboleros como Costa Rica o El Salvador en aquel hexagonal eliminatoria con vistas al Mundial de Francia 98?

Así fue. Capitaneados por el brasileño René Simoes y con un nutrido grupo de futbolistas como Deon Burton, Onandi Lowe, Ricardo Gardner o el actual entrenador del equipo, Theodore Whitmore, Jamaica ingresó al grupo de los tres, las selecciones de CONCACAF que ingresarían de manera directa a un Mundial.

El primer paso de Jamaica para llegar al Mundial de Francia 98 se dio en la segunda ronda de las eliminatorias de CONCACAF. El cuadro caribeño sorteó con muchos problemas una ida y vuelta ante Surinam, a quien venció 1-0 en la ida y 1-0 en la vuelta para pasar con un apretado 2-0 global.

Posteriormente debió jugar una tercera ronda caribeña, ahora frente a las islas de Barbados. Los resultados fueron similares a fase anterior, ya que ganaron 1-0 en la ida como visitantes, para triunfar como locales por 2-0 para un global de 3-0.

Así, Jamaica obtuvo al fin su pase a la ronda de grupos donde parecía que quedaría eliminado pues el grupo no era nada sencillo para ellos. Ahí, México y Honduras aparecían junto a la débil San Vicente y las Granadinas.

Los 'reggae boys' hicieron lo impensable. No solo calificaron al hexagonal, sino que además lo hicieron como primeros de grupo al acumular 13 puntos, uno más que México que tuvo 12.

A Honduras la destrozó en casa 3-0 y como visitante empataron 0-0. A San Vicente le ganó en Kingston 5-0 y en Kingstown obtuvo la victoria por 2-1. Finalmente, con México tuvo su única derrota, fue por 2-1 en el Azteca, aunque en su feudo logró derrotar a los aztecas por 1-0.

Ya en el hexagonal debía dirimir diferencias nuevamente con México. Pero también con Estados Unidos, Costa Rica, El Salvador y Canadá.

Abrió la fase final con Estados Unidos empatando a cero y después siendo goleados sin misericordia por México con resultado de 6-0. Las cosas no mejorarían en sus dos siguientes resultados, primero empatando como visitante a cero con Canadá y luego cayendo 3-1 con Costa Rica. Fue hasta la quinta y última fecha de la primera fase cuando obtuvieron un triunfo, de 1-0 contra El Salvador en Kingston.

Sin embargo, la segunda vuelta fue prácticamente perfecta. Venció por la mínima a Canadá y Jamaica. Sacó un empate a uno con Estados Unidos como visitante y obtuvo dos empates, a dos con El Salvador y a cero con México. El resultado, 13 puntos para colarse en el tercer lugar de la eliminatoria junto al líder Estados Unidos y con México.

Ya en la Copa del Mundo de Francia, partía como uno de los equipos más débiles del campeonato. Si como un equipo pintoresco, pero no de gran nivel como para inquietar a muchos. Al final, así fue en cierta medida, aunque para ser un debutante en una justa mundialista, pudo presumir el haber ganado un encuentro de Copa del Mundo.

Jamaica quedó encuadrada en el grupo H junto a Argentina, Croacia y Japón, un choque de tres combinados que debutaban en un torneo de tanto prestigio. Tres selecciones poderosas que podían calificar sin problema alguna a octavos. Los sudamericanos eran los obligados, pero croatas y nipones podían hacer la chica en cualquier momento.

Los caribeños debutarían en Lens el 14 de junio ante Croacia con marcador adverso de 3-1. Cabe recordar que los europeos terminaron siendo el gran caballo negro de la justa al instalarse hasta las semifinales. Posteriormente, en el Parque de los Príncipes de Paris serían goleados 5-0 por Argentina.

Pero al final, llegó su premio. El 26 de junio en el Estadio Gerland de Lyon borrarían 2-1 a Japón gracias a dos tantos de Theodore Whitmore.

Jamaica quedaba eliminada pero con una actuación por demás honrosa. Con tres puntos en su haber, con la experiencia y el respeto del mundo entero que vio cómo una selección caribeña debutaba en un Mundial, y lo hacía con una victoria.

Ahí, sonó el reggae otra vez. Jamaica hacía lo deseable y lo impensable con un balón en los pies. Hoy, en este hexagonal, espera volver a sorprender a todos, pues como hace 15 años, llega como la víctima preferida de las otras cinco selecciones.


Sigue a GOAL.COM MÉXICO en y también en 

Artículos relacionados