thumbnail Hola,

Tras los incidentes en Brasil, entre los jugadores de Arsenal y la policía local, ocho jugadores fueron detenidos y liberados bajo fianza.

Atlético Mineiro y Arsenal volvieron a dar una fiesta de fútbol por el Grupo 3 de la Copa Libertadores. Fue 5 a 2 para el local, con otra noche mágica de Ronaldinho. Y, una vez más, la violencia fue protagonista de un partido entre argentinos y brasileros. Terminado el encuentro, los dirigidos por Gustavo Alfaro quisieron recriminarle fallos a la terna arbitral paraguaya, especialmente el penal cobrado que era infracción afuera del área. La policía brasilera respondió con golpes a los jugadores e incluso los apunto con sus armas, como se vio en la transmisión oficial del partido.

Los jugadores de Arsenal se defendieron de estos ataques, y los incidentes continuaron dentro del túnel del estadio. El desmadre concluyó con ocho jugadores argentinos detenidos por la policía. Se fijó una fianza por el equivalente a 15 mil dólares. Al no contar la comisión de Arsenal con el dinero, la directiva de Atlético Mineiro asumió el pago total de la sanción. Tras el mismo los jugadores de Arsenal fueron liberados por la justicia brasilera. Se estipula que el dinero prestado será devuelto a el club brasilero en un plazo de 10 días. El monto de la fianza se fijó en concepto a las lesiones sostenidas por un periodista y tres efectivos policiales, denuncia realizada por uno de los damnificados, jefe de la policía de Belo Horizonte.

Tras la abultada derrota, Arsenal dispone de muy pocas chances para clasificarse a los octavos de final de la Copa Libertadores. Los incidentes de anoche hicieron eco en Brasil tras el fresco antecedente en la final de la Copa Sudamericana, entre San Pablo y Tigre. En aquel encuentro, Tigre se negó a jugar el segundo tiempo tras acusar amenazas y lesiones recibidas por la policía.

 

Foto: Ramon Bitencourt / LANCE Press


Artículos relacionados