thumbnail Hola,

Con el triunfo de Italia sobre Japón, México certificó su primer gran fracaso del año en la Copa Confederaciones.

Se acabaron las esperanzas; no hay más Copa Confederaciones en este 2013 para México, salvo el encuentro del próximo sábado ante la selección de Japón, un partido que será de puro trámite para ambas selecciones.

La victoria de Italia sobre la escuadra nipona por 4-3 terminó por enterrar el ataúd en el que se encontraba la escuadra azteca, lastimada y herida de muerte tras la derrota contra Brasil.

El conjunto comandado por José Manuel de la Torre tendrá que enfrentar a los nipones el próximo sábado únicamente para cerrar con un poco de dignidad el certamen en el que no han podido sumar un solo punto, producto de dos derrotas, la primera frente a Italia (2-1) y la segunda con Brasil (2-0).

Mientras tanto, los italianos igualaron al equipo anfitrión con seis unidades, aunque los comandados por Luiz Felipe Scolari no han recibido un solo gol en ninguno de los dos cotejos que han disputado, a diferencia de los comandados por Cesare Prandelli, a quienes les han filtrado las redes en cuatro ocasiones.

Aunque hoy el combinado tricolor mostró una discreta mejoría con respecto a sus partidos anteriores, no llegó la anotación que pudo haberlos metido de lleno en la pelea por vencer a la verdeamarela, por lo que comenzarán a preparar sus maletas para regresar a México el domingo y empezar a pensar en los últimos tres partidos que les quedan del Hexagonal rumbo al Mundial que se celebrará el próximo año en tierras cariocas.

La última vez que el equipo tricolor cerró una Copa Confederaciones sin ganar y eliminado en primera fase fue en la edición de 2001. En esa ocasión, el equipo tricolor fue incapaz de ganar siquiera una unidad.

Artículos relacionados