thumbnail Hola,

En suelo azteca hay confianza en que ambos elementos triunfen en tierras ibéricas; en el viejo continente han mostrado su descontento por los fichajes.

Las expectativas en México son altas; en España hay decepción. Raúl Jiménez y Javier Hernández ficharon por el Atlético de Madrid y Real Madrid, respectivamente, luego que se crearan falsas expectativas sobre los arribos del colombiano Radamel Falcao y el alemán Marco Reus.

En suelo azteca se huele y percibe orgullo nacional por los nuevos clubes de los mexicanos, pues es la primera vez en que un par de elementos son parte del equipo campeón de la Liga y de Europa, en la misma temporada.

Esto revivió ilusiones en nuestro país por ver triunfar a un compatriota en un club de renombre; sin embargo, en el viejo continente eso poca importó. Los seguidores de ambas escuadras han manifestado su descontento por estos fichajes que no estaban en planes de las directivas.

Raúl Jiménez llegó a su nuevo club cuando en el entorno 'colchonero' se manejaba el nombre del atacante alemán Marco Reus. Javier Hernández hizo lo propio con el Real Madrid tras la no resolución de Radamel Falcao. Ambos aztecas ocupan plazas que estaban 'apartadas' para elementos de peso internacional; terminaron las esperanzas de los fanáticos de los equipos de la capital de España, de ver figuras de mayor renombre portando las casacas de sus amores.

Este sentir lo ha demostrado la afición; de viva voz con Raúl Alonso, quien, meses anteriores, manifestó su apoyo al cuadro merengue, eterno rival del equipo dirigido, ahora, por Carlo Ancelotti. En el duelo pasado, contra Eibar, fue abucheado en el Vicente Calderón al entrar al campo.

Mientras tanto, 'Chicharito' ha sido blanco de críticas en redes sociales y páginas de medios españoles, pues consideran que no está a la altura de ser un jugador y refuerzo para el club 'merengue'. A eso hay que sumarle las críticas hechas por Cristiano Ronaldo en el sentido que si estuviera en sus manos, no hubiera hecho los movimientos que se realizaron en este mercado de pases.

Aunado a esto, ninguno de los dos mexicanos pintan para ser titulares. Mientras que Jiménez Rodríguez tendrá que esperar el fallo de Antoine Griezmann o Mario Mandzukic, Hernández Balcazar competirá contra Karim Benzemá.

Las cosas no serán sencillas para el par de elementos quienes también militan en el combinado nacional; sin embargo, ambos tienen una cosa en común: en México supieron esperar su oportunidad, cumplieron un proceso, se ganaron la titularidad con sus clubes (Jiménez con América; Hernández con Chivas), fueron vitales en sus equipos y sus buenas actuaciones los llevaron a la Selección, así que tienen argumentos para salir avantes de este reto ibérico que les espera.

Relacionados