thumbnail Hola,

En un partido festivo pero con historias pendientes de la última jornada, los once metros decidieron el torneo

Fiesta del fútbol en Catalunya tras disputarse la Copa regional esta noche en el Camp d'Esports de Lleida entre el Barcelona y el Espanyol. El himno catalán y la senyera abrieron la noche del 'orgull català'.

La escuadra de Javier Aguirre parecía desde el inicio del encuentro las cosas mas en serio y presentando un XI inicial combinado con suplentes y titulares del primer equipo, mientras que Tito Vilanova sólo acomodó a Pedro y Busquets de su acostubrado estelar y dio oportunidad a jugadores como Adriano y Jonathan dos Santos que suelen llevar el papel de suplentes, los demás, jugadores del filial destacando Deulofeu, Sergi Roberto, Rafinha y Sergi Gómez. Los periquitos abrieron el marcador cuando corria el minuto 20, una contra del Espanyol y pasando de Adriano, terminó en un remate de Simao que adelantó a los de Javier Aguirre.

Los culés tuvieron varias oportunidades en la primera mitad del encuentro y llegaron en diversas ocasiones al área de Kiko Casilla, però la organizada defensa del Espanyol y la falta de fineza de Deulofeu, Pedro y Sergi Roberto, no lograban dar el empate. Hasta 10 cambios para cada equipo son permitidos, minutos ates del descanso, Alexis, Mascherano, Song y Espinosa calentaron en la banda minutos antes de finalizar la primera mitad, però no fue hasta el inicio de la segunda parte que entraron al terreno de juego. El chileno comenzó a apoderarse del ataque y creó las ocasiones mas peligrosas, pero el gol no llegaba y Tito Vilanova ya enviaba a calentar a Xavi, Alba, Villa, Piqué y Cesc quienes saltaron al terreno de juego para intentar solucionar las cosas.

Muchas faltas del Espanyol sobre los blaugranas, que el colegiado Alfons Alvarez perdonó y la afición le reclamó con silbidos. Wakaso y Mattioni los mas peligrosos del técnico mexicano pero fallando en los remates, lo mismo que el 'Guaje' que lo intentó incansablemente pero no le alcanzaron los minutos para ver puerta, gracias también en parte, al buen desempeño del meta periquito.

Cuando restaba un minuto del encuentro y todo parecía concluir a favor del Espanyol, Cesc Fàbregas empató el encuentro. Los animos se calentaron, Song y Stuani se llevaron tarjeta roja por trifulca y el árbitro pitó el final del encuentro, para definirse por penaltis.

Xavi falló el primer disparo, Cesc, Piqué, Alexis y Villa. Por el Espanyol, los aciertos fueron para Wakaso y Petrov, las fallas para Colotto y Verdú. Tito Vilanova se llevó su primer trofeo como entrenador del Barça, a Javier Aguirre no le rindieron los jugadores que dieron la cara con mucha honra.



Sigue a GOAL.COM MÉXICO en y también en 

Artículos relacionados