thumbnail Hola,

Varios nombres rondan el entorno del Espanyol de Barcelona desde que Javier Aguirre llegó al equipo. Sin embargo, el 'Vasco' acumula distintos fracasos con jugadores aztecas.

Nuevos nombres de futbolistas mexicanos se suman a un supuesto interés del Espanyol. El cuadro dirigido por Javier Aguirre enfrenta graves problemas de descenso, por lo que el ‘Vasco’ intentará llevar a jugadores de confianza que lo ayuden a lograr el objetivo.

Varios jugadores han sonado para formar parte de los ‘Periquitos’. Oribe Peralta, Hugo Ayala y Nery Castillo son los futbolistas que más suenan para llegar al conjunto catalán. Alguno de ellos se sumaría a Héctor Moreno quien llegó hace un año al Espanyol.

No será la primera vez que Javier Aguirre apueste por un futbolista mexicano, lamentablemente para él, los resultados nunca han sido los esperados.

Los dos primeros en llegar al Osasuna fueron Manuel Vidrio y Carlos Ochoa. Defensa y delantero llegaron con el ‘Vasco’ luego del Mundial de Corea-Japón 2002.

En el caso de Vidrio, Aguirre lo tuvo y conoció con Pachuca y posteriormente con la selección nacional, mientras al ariete solamente lo dirigió en el Tri. Por la palabras del ‘Vasco’, Carlos Ochoa fue uno de sus grandes errores del proceso en el que estuvo con el Tri, ya que según Aguirre, el delantero debió ser convocado para la Copa del Mundo asiática.

Ahí llegó la oportunidad para ambos en Osasuna. Sin embargo los resultados fueron pobres para ambos. Carlos Ochoa no duró ni seis meses con el equipo, mientras Manuel Vidrio completó la temporada y salió de la institución de Pamplona.

Javier Aguirre no volvió a buscar a un futbolista mexicano hasta su etapa con el Zaragoza posterior al Mundial de Sudáfrica. Fue en la campaña 2011-2012 cuando el ‘Vasco’ llevó a Efraín Juárez y Pablo Barrera. Ambos llegaban del Celtic y West Ham con una clara inactividad, sin embargo, la polivalencia de ambos y el conocimiento que tenía de ellos hicieron posible su llegada a tierras españolas.

La historia es también conocida. Efraín Juárez duró solamente seis meses, tiempo en el que fue sumamente criticado y considerado como uno de los peores fichajes de la temporada. Mientras Pablo Barrera sólo estuvo un año, turnando la banca y la tribuna, mientras que en los escasos minutos que tuvo en el campo nunca rindió lo esperado.

Existen dos casos más de jugadores no mexicanos que estuvieron a las órdenes de Javier Aguirre. El brasileño Pinheiro y el paraguayo Paulo Da Silva. Uno con Osasuna y el otro con Zaragoza, ambos con los mismos tristes resultados.

Pinheiro solo estuvo seis meses donde gozó de pocos minutos con el cuadro de Pamplona, mientras Da Silva fue titular prácticamente todo el torneo 2011-2012 siendo cuestionado por graves errores que cometió en la zaga.

Desde que Javier Aguirre llegó a Europa, muchos nombres mexicanos se han rumorado en torno a los equipos que dirige. Al parecer, esta no será la excepción para el ‘Vasco’.

 

Sigue a GOAL.COM MÉXICO en y también en 

Artículos relacionados