thumbnail Hola,

Un contingente de cien aficionados rojinegros, se plantó a las afueras del club de Colomos para protestar a la directiva por los erráticos manejos del equipo en los últimos meses.

El club Atlas sigue siendo un completo caos, desde hace años que la afición no está contenta con la directiva, generalmente por la pobre manera de dirigir el club. Fuera de los ya conocidos problemas de descenso con los que ha batallado el club desde hace ya algunas temporadas, el conjunto tapatío sigue en caída libre y la afición ha comenzado a recriminarlo de manera más airada.

Los jugadores están inconformes por el incumplimiento de pagos, pero a pesar de esto, la plantilla ha decidido cerrar filas en torno a la prensa y prefieren mantener los problemas de puertas hacia adentro. Ya son tres meses los que se deben de salario a los jugadores, esto provocó que una horda de seguidores del club rojinegro, se plantaran a las afueras del Club Atlas Colomos con pancartas dirigidas a la directiva.

Fueron aproximadamente un centenar de aficionados, varios integrantes de la Barra 51, los que colocaron mantas en las que expresaron su molestia hacia la directiva, con ofensas gráficas y palabras altisonantes. Los seguidores reclamaban a la directiva por tener al equipo en la ruina económica por los pobres manejos administrativos.

Fue en punto de las 10:00 am, justo cuando se jugaba un amistoso entre el primer equipo del Atlas y los Leones Negros de la U. De G. Los seguidores comenzaron a llegar al recinto por la entrada principal de Avenida Patria y no tardaron en llenar las afueras con las mantas.

En algunas de las pancartas, se podían ver frases como: “Por un fútbol sin dirigentes ladrones”, “Los únicos que desaparecerán, son los directivos ratas”, “Atlas les queda grande directivos, bye”, “Su ambición jamás matará mi pasión” y “Pasión de millones, envidia de miles y negocio de 123 (socios)”, eran algunas de las frases que se podían leer a las afueras del club.

Pero a pesar de las manifestaciones pacíficas, si hubo una manta que decía: "Permanencia o violencia".

Pero el momento de mayor tensión se vivió hasta las 11:0 am, cuando los seguidores se acercaron a la entrada del estacionamiento y comenzaron a gritar y protestar airadamente: "¡Directivos, directivos, dejen de robar, si el Atlas desaparece de qué van a tragar!", y también: "¡Deja de robar, dejar de robar dirigente, deja de robar!".

En forma de clara amenaza, tras cinco minutos de protestas y cánticos, uno de los integrantes de la barra gritó: “¡Primera llamada a la directiva!”.

Antes de que el contingente se fuera del sitio, desde dentro fueron convocados para tener una junta en privado con el presidente del Atlas, Eugenio Ruiz Orozco, que les pidió paciencia para salir de esta complicada situación.

Artículos relacionados