thumbnail Hola,

El cuadro de La Noria ha perdido siete de ocho juegos de final como local. Ante América, buscan emular lo hecho contra León en el Invierno 1997.

El gran sueño de la nación celeste es romper años y años sin ganar un título. La grandeza de la Máquina está edificada con base en sus ocho títulos de liga y por el arrastre que genera en cuanto seguidores.

Lamentablemente para Cruz Azul, la falta de un campeonato en 15 años y medio ha repercutido en un descenso de afición nueva. Los antiguos se mantienen y así lo harán por lo que representará y ha representado el equipo en el Máximo Circuito.

Hoy la historia devuelve al lugar indicada a la Máquina. Una final que curiosamente, medirá al acérrimo rival de Cruz Azul, y el cual podría ser el escalón para que al fin, las sonrisas regresen con una estrella más en el escudo.

Para eso, los celestes deberán seguir quitándose de encima fantasmas, muchos de los que cuales han ido paso a paso borrando en la presente campaña. Antes de ganar un título, los cementeros deberán quitarse un yugo que lacera, el cual no es más que hacer valer la localía en una gran final.

Cruz Azul ha quedado a deber un apartado durante las finales que ha disputado en los últimos 25 años, y eso no es más que caer en el encuentro que juega como local.



De inmediato a último, Cruz Azul perdió 2-1 contra Monterrey en la final de 2009. Cayó por 2-0 en el Apertura 2008 y recibió una derrota contra Santos por 2-1 en el Clausura 2008. En las tres finales recientes, el Estadio Azul no pesó y prácticamente fue el resbalón final que dejó a los celestes sin un campeonato.

En Copa Libertadores pasó lo mismo. Ganar en La Bombonera de Buenos Aires es un logro que aún se recuerda con gran cariño, pero pocos recuerdan que Boca Juniors le infringió una dolorosa derrota a la Máquina en el Estadio Azteca por la mínima diferencia.

Durante el Invierno de 1999 pasó algo similar. Tras igualar a dos en la ida contra Pachuca en el Estadio Hidalgo, Cruz Azul no fue capaz de hacer pesar su casa en la vuelta, y tras igualar a cero en tiempo regular, llegó aquel tanto del 'Hueso' Glaría para sepultar las aspiraciones de los celestes.



Los otros dos antecedentes son en temporadas largas. En la campaña 94-95, Cruz Azul llegaba con la esperanza de ganar un título contra Necaxa. Sin embargo, en el duelo que la Máquina tuvo como local, el cuadro celeste perdió 2-0 con anotaciones de Alex Aguinaga e Ivo Bassay. Ese juego sepultó el anhelo del cuadro de La Noria.

Y finalmente, está la historia de aquella final ante América a finales de los años 80. El partido en el que Cruz Azul era local, las Águilas terminaron sacando un triunfo por 3-2 que a la larga, fue el detonante para que los azulcremas se impusieran a los celestes en el resultado global.

Pero no todo es malo para Cruz Azul. La única ocasión que ha ganado un juego como local en una final reciente, fue curiosamente en la serie donde la Máquina fue campeón. En el Invierno de 1997, los celestes derrotaron en casa al León por 1-0 gracias al tanto de Benjamín Galindo. El resultado final todos lo conocemos. Los dirigidos por Luis Fernando Tena obtuvieron su última corona en el Nou Camp del bajío mexicano tras igualar a un gol.

Así, la Máquina tendrá un gran reto el próximo jueves, el cual no pasa más que por hacer sentir la casa y sacar un buen resultado en el Estadio Azul. Las viejas pesadillas de Monterrey, Toluca, Santos, Pachuca, Necaxa, América y Boca Juniors podrían seguir, o bien, cortar de tajo dicha historia y rememorar lo conquistado en 1997 con un nuevo triunfo que dé mayores esperanzas en la vuelta a definirse en el Azteca.





Sigue a GOAL.COM MÉXICO en y también en 


Relacionados