thumbnail Hola,

El mandamás rojiblanco ha pecado de desesperación durante las gestiones de algunos técnicos que han desfilado por el Rebaño Sagrado. ¿Volverá a desesperarse y despedirá a Galindo?

Jorge Vergara ha ido mejorando en la retención de paciencia en cuanto a cambiar de técnico se refiere, si antes llegó a cambiar hasta tres veces de técnico durante una temporada en Primera División, ahora Vergara por lo menos respeta el tiempo que dura un torneo completo para despedir al estratega que esté en vigor en estos momentos.

Ahora hay incertidumbre por saber si Benjamín Galindo continuará durante la próxima temporada, o si Vergara volverá a dar un golpe sobre la mesa y hacer gala de su ya reconocida desesperación a la hora de no ver resultados inmediatos. En esta ocasión, Jorge Vergara ya debe haber entendido la importancia que tiene el permitir a un proyecto tener continuidad y debería seguirle dando la oportunidad a Galindo para la próxima temporada.

Recordemos que Vergara tuvo una crisis de nervios durante tres etapas de su mandato, la primera sucedió en el torneo Apertura 2005. El equipo venía de tener un proceso largo con Bejamín Galindo precisamente, el estratega no supo entregar resultados y Vergara perdió la paciencia.

Durante ese torneo se cambió tres veces de Director Técnico, cosa que repitió tres veces más hasta ahora. En ese 2005 desfilaron durante una temporada, los técnicos Benjamín Galindo, Juan Carlos Ortega y el español Xabier Azkargorta. Después de este proceso turbulento, llegó una estabilidad con José Manuel de la Torre.

Tras el campeonato en el 2006, ‘Chepo’ salió del ‘Rebaño’ por diferencias con el dueño del equipo y probó suerte en otros equipos, esa historia ya la sabemos. Pero Vergara seguiría en busca del “Técnico Ideal” para el ‘Rebaño Sagrado’, otra crisis nerviosa surgió después de un cierto periodo de estabilidad con Efraín Flores, que fue despedido después de tres torneos al frente y en el Clausura 2009 volvieron a desfilar tres técnicos en una temporada.

Durante ese torneo, Vergara hizo gala de su impaciencia una vez más y desfiló a Flores, Omar Arellano y Francisco Ramírez. La inestabilidad del vestuario continuó siendo muy tambaleante, ya que en el torneo Apertura 2009, Chivas cambió de técnico dos veces más. Raúl Arias no supo suplir a Paco Ramírez y José Luis Real llegó después del fracaso de Arias para poner un poco de orden dentro del equipo.

Aquí es donde empieza un episodio que hasta ahora ha sido coyuntural en la progresión de las Chivas y clave para el fracaso actual por el que pasa el equipo.

José Luis el ‘Güero’ Real llegó para dar cierta estabilidad al equipo, utilizar fuerzas básicas y sacarles todo el jugo posible. Jugadores como Javier ‘Chicharito’ Hernández, Marco Fabián y ‘Chatón’ Enríquez se consagraron como figuras del equipo bajo el mando de Real. El equipo venía de obtener el mejor resultado de partidos consecutivos ganando durante el 2010.

Los años 2010 y 2011 fueron de los más estables que ha tenido el equipo, pero Vergara pedía y exigía mucho más de su entrenador. A Vergara no le importó la estabilidad que había logrado el equipo con el ‘Güero’, en el Torneo Apertura 2011 volvió a perder los papeles e inexplicablemente despidió a Real y contrató a Fernando Quirarte como un golpe de efecto por la imagen del ‘Sheriff’ como figura histórica del ‘Rebaño’.

Pero como era de esperarse, Quirarte no fue la opción y Vergara volvió a desfilar hasta tres técnicos diferentes durante el Torneo Clausura 2012. En ese torneo desfilaron Fernando Quirarte, Ignacio Ambriz y Alberto Coyote por el banquillo rojiblanco. Después de esos procesos turbulentos, Vergara fue aconsejado para dejar por lo menos por la temporada completa a sus entrenadores. Esta vez Jorge Vergara está en una situación parecida a la de otros años, el señor Jorge Vergara no puede seguir esperando resultados positivos, si siempre ha tomado las mismas decisiones, cayendo en lo mismo y terminando frustrado con su gestión como dueño del club.

Jorge Vergara debe apostar por la continuidad de un proceso y aguantar la presión que pueda generar la prensa mexicana al respecto. Esperemos que Benjamín Galindo tenga tiempo suficiente para lograr hacer jugar bien al equipo y que la afición rojiblanca vuelva a sonreír con ese fútbol alegre que fue interrumpido abruptamente con el señor Vergara, cuando José Luis Real estaba bajo el mando del equipo.

Sigue a GOAL.COM MÉXICO en y también en 

Relacionados