thumbnail Hola,

El equipo azulcrema ganó antes sus tres rivales más odiados deportivamente hablando por primera vez desde 1997. En cada duelo recibió por lo menos una tarjeta roja a favor.

Por primera vez en más de 15 años, América completó una "barrida" en los Clásicos dentro del marco de un torneo corto. Los dirigidos por Miguel Herrera vencieron a Cruz Azul, Guadalajara y Pumas en el mismo torneo, además consiguiendo el pase matemático a la liguilla al vencer a UNAM este sábado en el Estadio Azteca.

Curiosamente, los rivales del cuadro amarillo han aportado a la causa. En los tres partidos mencionados, el cuadro contrario al América se quedó en desventaja numérica. Cruz Azul, Chivas y Pumas se quedaron con diez elementos en el primer tiempo, con las tres tarjetas rojas viniendo entre los minutos 33 y 37 de los respectivos duelos.

Las decisiones de los árbitros para echar a jugadores y favorecer el andar de los americanistas han, además, repercutido directamente en la pizarra. Ante Cruz Azul, Israel Castro se hizo acreedor a la roja directa a ocho minutos de terminar el primer tiempo.

El marcador, en ese entonces, señalaba un 1-0 a favor de América. Cinco minutos después, Christian Benítez hizo el segundo de sus tres goles en el partido. Al minuto 60 del partido, Paul Aguilar regresó la ventaja al ser expulsado. Eso no mermó al americanismo rumbo a una victoria que terminaría 3-0. 

Dos empates después, América visitó el Estadio Omnilife, en un partido plagado de irregularidades futbolísticas, todas ellas dificultando el camino del Rebaño hacia la eventual derrota que sufrieron ante su acérrimo, por 2-0 con ambos tantos de Raúl Jiménez.

Chivas sufrió las lesiones de Héctor Reynoso, Marco Fabián y Jorge Enríquez durante el partido, obligando a Benjamín Galindo en utilizar sus tres sustituciones en las respectivas emergencias. Agregando al infortunio, Sergio Pérez fue expulsado por doble amarilla al minuto 36. Con la ventaja numérica, América se fue hacia el frente y Jiménez hizo el doblete que le permitió a los americanistas cobrar apuestas de sus amigos y conocidos rojiblancos.

Finalmente, ante Pumas, América se vió nuevamente beneficiado por la salida de uno de sus rivales. Ya ganando 1-0 gracias al gol de Christian Benítez al minuto 23, Martín Bravo se fue por roja directa al minuto 33, detalle que no influyó directamente sobre el marcador, ya que el tanto del ecuatoriano permanecería como el único del duelo.

Aún así, América se dió el lujo de nulificar la ventaja numérica sobre la cancha. Por doble amarilla, Jesús Molina tuvo que despedirse prematuramente del partido. Aún así, América no gana un partido en la Liga MX ante un rival que mantiene a sus 11 elementos desde la jornada seis, cuando irónicamente ellos lo hicieron teniendo una desventaja numérica.

En el duelo ante Tijuana, América se quedó con nueve jugadores, gracias a las dos tarjetas amarillas que recibieron tanto Rubens Sambueza como Aquivaldo Mosquera.

Artículos relacionados