thumbnail Hola,

Los rojinegros del Atlas podrían estar con un gran problema tocando a la puerta, luego de que se revelara la posibilidad de un posible fraude contra el IMSS.

Los rojinegros del Atlas podrían estar con un gran problema tocando a la puerta, luego de que se revelara la posibilidad de un posible fraude en contra del Instituto Mexicano del Seguro Social, el problema se genera por el cobro de incapacidades de jugadores que nunca comprobaron supuestas lesiones, y que al final, la directiva atlista explotó de manera irregular.

Ricardo Roberto Bocanegra Vega, Christian Emmanuel Sánchez Narváez, Flavio Jesús Santos Carrillo, Jesús Alejandro Gallardo Durazno y Christian Antonio Díaz Domínguez son algunos de los futbolistas que cobraron el beneficio que presta el Seguro Social, a los trabajadores que sufren accidentes en su trabajo.

Según las leyes, cuando un asegurado sufre un problema que le deje incapacitado para poder practicar la actividad en la que trabaja, se tiene que pagar el cien por ciento de su salario, mientras permanezca con la lesión, algo que en Atlas habrían aprovechado para cubrir los pagos de algunos jugadores.

Este tipo de eventos podría traer serios problemas a los rojinegros si se comprueba que participaron en este tipo de irregularidades.

De acuerdo al reglamento de prestaciones médicas del IMSS, la institución tendría que ejercer acción penal y administrativa contra los jugadores que habrían cometido el presunto fraude, así lo señala el Artículo 14 del propio reglamento, en dónde se especifica que “además de que deberán de ser denunciados ante la autoridad que corresponda, darán motivo, a juicio del Instituto, a la suspensión en el goce de las prestaciones en especie y en dinero”.

En cuanto al Código Penal Federal, el Artículo 368 indica que comete el delito de fraude “el que engañando a uno o aprovechándose del error en que este se halla, se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro indebido”.

En el mismo código se especifica que las sanciones por el delito de fraude pueden castigarse “con prisión de tres a 12 años y multa hasta de 120 veces el salario, si el valor de lo defraudado fuere mayor de 500 veces el salario”.

No obstante, se presume que los cinco deportistas antes citados no son los únicos del club que cobraron incapacidades de manera irregular, y se especula que la acción habría sido una medida apoyada por la directiva para que los jugadores recibieran parte del pago de su salario a través del Seguro Social, ante los problemas financieros del FC Atlas AC.

Sigue a GOAL.COM MÉXICO en y también en 

Relacionados