thumbnail Hola,

Ni en la lucha contra Estudiantes Tecos y el torneo anterior con Querétaro, Atlas había sido último de la tabla de cocientes. Hoy ante un rival que se le atraganta deberá salir.

Los Rojinegros del Atlas caminan por un sendero desconocido a pesar de conocer desde hace tiempo el mismo paisaje. La madre de todos los miedos toca la puerta de la afición atlista que ve cómo su equipo por vez primera en los últimos años, es ya el último sitio de la porcentual.

La derrota ante Tigres y el empate de Gallos Blancos apenas el fin de semana anterior han dejado a la escuadra de Tomás Boy en una situación comprometida, obligando a los Zorros a derrotar si o si a las Águilas del América el próximo sábado.

Tuvieron que pasar 20 juegos para que el Atlas tocara el fondo de la tabla de cocientes. Ni el pésimo torneo anterior de Gallos Blancos donde apenas cosechó una victoria y donde registraron uno de los campeonatos más pobres en la historia de torneos cortos ayudaron a que los Rojinegros tuvieran un colchón que los ayudara a estar más tranquilos en este torneo.

Si nos vamos un año atrás, el Atlas tampoco tocó el fondo del porcentaje en los tiempos en que Estudiantes Tecos se asomaban prematuramente al Ascenso MX. Los pésimos resultados de los zapopanos siempre fueron un elixir para Atlas que debió esforzarse solo lo suficiente para quedarse a un lado de la quema.

Pero actualmente, dado el buen nivel e inicio que está teniendo la escuadra de Sergio Bueno, el impuso que debe tener el equipo del Atlas debe ser constante y no solo arrancando en tres o cuatro partidos de manera correcta. Este fin de semana, llega la prueba reina para el cuadro de los Zorros.

El tema de medirse al líder del torneo, mejor defensa y ofensiva puede hacerse a un lado hasta que se encuentran los antecedentes entre ambas escuadras, las cuales dictan una clara superioridad a favor de los azulcremas.

Y es que en los últimos 20 enfrentamientos entre Rojinegros y Águilas, el equipo de Jalisco apenas ha sacado cuatro victorias, por siete empates y nueve derrotas que no hacen más que desalentar un poco a la Furia en este juego.

Al final, es solo un punto la diferencia en los cocientes. El triunfo de Puebla ante Santos invita definitivamente a pensar que la Franja no estará inmiscuida en el descenso y que la lucha quedará únicamente entre Querétaro y Atlas. Los Rojinegros ya trastabillaron, por lo que una derrota este fin de semana no debe estar en la mente de nadie que lleve en su corazón los colores rojo y negro de la institución.

Sigue a GOAL.COM MÉXICO en y también en 

Artículos relacionados