thumbnail Hola,

En nuestra sección de Juegos del Recuerdo, te traemos el partido entre Toluca y Chivas correspondiente al Apertura 2006 cuando el Guadalajara consiguió su último campeonato.

Las lágrimas del campeón llegaron tras más de nueve años sin tocar la Copa. Un ‘Bofo’ Bautista conmovido cerraba los puños en señal de triunfo y miraba al cielo recordando a las personas que se habían adelantado. En el arco, Oswaldo Sánchez apretaba los puños y abría y cerraba las manos, las mismas que seis meses antes no le habían alcanzado para desviar aquel remate de Maxi Rodríguez.

Guadalajara era campeón en el mismísimo infierno toluqueño la tarde del domingo 10 de diciembre de 2006. Al fin, después de varios años de declaraciones y promesas, Jorge Vergara cumplía su deseo de levantar el título.

Chivas y Diablos se encontraban las caras en la gran final del Apertura 2006. Luego de igualar a uno en la ida, Toluca tenía todas las credenciales para llevarse el campeonato, y es que desde la instauración de torneos cortos, sólo habían caído en casa ante Monarcas Morelia.

La soleada tarde en la fría Toluca era el ambiente ideal para una intensa final que prometía ser de ida y vuelta, agradable para quien estaba en el estadio y para quien seguía el juego por televisión.

El partido pronto se le pondría cara arriba a las Chivas gracias al tanto de Bruno Marioni a los 16 minutos tras un gran pase de Vicente Sánchez.

Eso era el presagio de una victoria tranquila de un Toluca que se cansaba de avasallar a sus rivales. Chivas, desconcertado por donde se le mirara, intentaba reaccionar con la fiereza de sus líderes, encabezados por Oswaldo Sánchez, pasando por el ‘Maza’ Rodríguez, Ramón Morales o los atacantes Omar Bravo y por supuesto, Adolfo Bautista.

Los primeros 45 minutos se iban con la rosca en el marcador de Chivas y el tanto que le iba a entregar un nuevo campeonato al equipo que dirigía en ese instante Américo ‘Tolo’ Gallego.

Sin embargo, la suerte tendría tintes rojiblancos en el segundo lapso. Apenas a los seis minutos, Francisco ‘Maza’ Rodríguez, quien vivía ya los últimos días en el fútbol mexicano, aprovecharía un centro de Ramón Morales para de cabeza poner el 1-1 transitorio.

Pero la historia se pintaría de color rojo y blanco a los 24 minutos de juego cuando Alberto Medina serviría a Adolfo Bautista para que el ‘Bofo’ liquidara a Hernán Cristante y poner el 2-1 definitivo.

Han pasado ya seis años desde aquel día. Chivas no se ha acercado en nada a ese momento de gloria, y al igual que América y Cruz Azul comienzan a ser presa de la presión y desesperación.

Ante Toluca apelarán al débil para vencer al fuerte, David ante Goliat, una batalla que se da muy seguido, pero en la que el grande regularmente vence al pequeño. Mientras los Diablos intentarán cobrar esa dulce venganza que siempre sabe mejor cuando se sirve fría.

 

Sigue a GOAL.COM MEXICO en

Artículos relacionados