thumbnail Hola,

Las Águilas se enfrentarán al actual líder de la competencia. La finalidad es dejar ver que en juegos trascendentales pueden llegar a tener regularidad

Un Clásico más está a punto de disputar América. Cruz Azul es el próximo rival de Las Águilas y todo indica que será uno de los duelos más parejos de los últimos torneos. El Clásico Joven está a la vuelta de la esquina.

Es cierto que el cuadro azulcrema ha sido inestable en los dos Clásicos anteriores que ha disputado; sin embaargo, en esta ocasión llega con una motivación extra: haber vencido a Chivas por goleada y en calidad de visitante.

En la pasada fecha 13 del Clausura 2014, el cuadro de Antonio Mohamed se metió al Omnilife con la intención de quedarse con los tres puntos. No sólo logró ese objetivo, sino también, aprovechó errores del rival y buenas definiciones de sus elementos para humillar al rival en su propia casa; cuatro tantos fueron suficientes para esto.

Aunque, además, Las Águilas dieron muestra de que cuando se lo proponen, pueden hacer un partido con pocos errores y muchos aciertos, y que no necesitan tirarse para atrás, sino, ir al frente, para conservar el marcador a su favor.

Esto también fue prueba de que los errores se pueden corregir, aunque no en el momento deseado. En la fecha ocho, cuando América recibió a Pumas, se vio un cuadro totalmente diferente.

En aquella ocasión, parecía que a Mohamed le había dado temor plantear un cuadro ofensivo; parecía que sus elementos nunca habían jugado juntos y que un Clásico los atemorizaba de más. En aquella ocasión, la humillación fue para ellos en el estadio Azteca, pues los auriazules los vencieron 3-1.

Pero esta ve todo pinta diferente. Las Águillas llegarán motivadas a la fecha 14, aunque enfrente tendrán a un rival que si bien viene de perder frente al Atlas (3-1), se encuentra como líder de la competencia, mostrando el mejor futbol desde hace varios años.

Cruz Azul sigue con la espina clavada de la final que perdió contra el rival en turno,en el Clausura 2013; sin embargo, piensa en dejar eso en el olvido y sólo tomarlo como motivación para imponer condiciones en la cancha en la que se le fue su último título.