thumbnail Hola,

El delantero del América cumple hoy, un par de años dentro del Máximo Circuito. Tres títulos son parte de sus logros en 731 días tanto con su club, como con el Tri

Canterano del América, delantero por naturaleza y goleador nato. Ese es el perfil de Raúl Alonso Jiménez Rodríguez quien hoy cumple dos años de haber pateado por primera vez, un balón en el Máximo Circuito. Corría el minuto 46 de la fecha 12 del Apertura 2011; Daniel Márquez saldría de cambio y en su lugar entraría el desconocido en la Liga Mx, fruto de la cantera de Coapa. Bicampeón con la Sub 20 de El Nido, filtrador de redes sin cesar; esa era su carta de presentación.

 

Entonces, el jugador de 20 años recibió la oportunidad por parte del técnico Alfredo Tena, de ser titular en los cinco cotejos que le restaban a su equipo en el certamen. Se estrenó como goleador en la siguiente fecha de su debut, partido en el que Las Águilas se impusieron a Monterrey 3-0 en el estadio Tecnológico. 

En el Clausura 2012, ya con Miguel Herrera como estratega, la suerte de Raúl fue cambiando. Los minutos fueron más limitados, pero cada oportunidad que tuvo, supo aprovecharla; nunca agachó la cabeza ni dejó de luchar por su objetivo. Sólo en un cotejo fue parte del once inicial, justamente contra La Pandilla, pero esta vez, no tuvo la misma suerte goleadora que en el certamen anterior.

La actitud del delantero y su olfato goleador, lo llevaron a ser convocado a la Selección Mexicana Sub 20 con la que vio acción en cinco enfrentamientos en el Torneo Esperanzas de Toulon, mismo en el que el combinado nacional se proclamó campeón. Era el comienzo de una historia llena de éxitos que estaba por escribirse.

La suerte le siguió sonriendo al delantero, pues fue llamado por el Tri Sub 23 para disputar los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Lo mejor estaba por venir. Jiménez sólo se quedó en la banca en el duelo de fase de grupos contra Gabón, viendo acción en cinco de los seis cotejos que disputó el equipo comandado por Luis Fernando Tena, el mismo que consiguió hacer historia al colgarse la medalla de oro venciendo a Brasil en la final.

 

Este logro fue fundamental para que el nacido en Tepeji del Río Ocampo, Hidalgo, se convirtiera en pieza clave de la oncena de ‘El Piojo’ Herrera, quien comenzó a darle la oportunidad de ser titular. En el Apertura 2012 acumuló 16 partidos de inicio y logró marcar cuatro tantos en 1,330 minutos.

Todo siguió siendo miel sobre hojuelas para Jiménez, pues en el Clausura 2013 afianzó la titularidad con el América y vivió su mejor etapa goleadora. Disputó los 23 encuentros del torneo y además, logró marcar una decena de dianas, su mejor registro hasta el momento. Por si eso fuera poco, levantó una copa más: la de campeón de la entonces Liga Mx.

Un romance es el que creó Raúl con el futbol pues una vez más fue llamado a la Selección, pero esta vez, a la mayor, la que comandaba José Manuel de la Torre. Disputó la Copa Confederaciones, misma en la que el panorama fue gris  no sólo para el atacante quien no pudo mandar el balón al fondo en ninguno de los tres partidos en los que vio acción, sino también para el combinado nacional, pues fue eliminado en la fase de grupos. 

Jiménez Rodríguez no paró; fue llamado para disputar la Eliminatoria Mundialista. Además, las vacaciones fueron inexistentes para él, pues apenas regresaba de su compromiso con el Tri, cuando volvió a ser requerido, esta vez, para la Copa Oro, en la que pudo marcar un par de anotaciones, aunque una vez más, el equipo azteca se quedó en el camino de la gloria, pues en la semifinal, Panamá se encargó de borrarlo en el camino. Pero el ímpetu del delantero no fue eliminado; al contrario. Se reincorporó a su equipo con ganas de demostrar que el mal paso de la Selección era sólo un espejismo y que él aún tenía mucho que dar.

Comenzó el Clausura 2013 y en América sólo se pensaba en refrendar la corona obtenida apenas dos meses antes. Raúl retomó su puesto de titular y volvió a responder a la confianza de Miguel Herrera, pues está a sólo dos anotaciones de alcanzar al líder de goleo, Pablo Velázquez (9), pero esa situación por ahora, no le quita el sueño al azulcrema, ya que su única finalidad es seguir dejando huella en el futbol mexicano y lo está logrando, pues ahora, es parte de los 26 elementos convocados por Víctor Manuel Vucetich para cerrar el Hexagonal rumbo a Brasil 2014.

 

En tan sólo 731 días, Jiménez puede sentirse orgulloso de tener una trayectoria destacada, pues a sus 22 años de edad, es constante en las listas del Tri, tiene entre sus palmarés dos campeonatos con selecciones menores, uno con el América, apenas seis tarjetas amarillas y una roja, así como 23 anotaciones en apenas 4,962 minutos jugados en 67 enfrentamientos disputados en el torneo local.

Aún hay mucho que ver de Raúl Jiménez, quien con sus 185 centímetros de altura ha demostrado tener un cabeceo impecable y que ahora, pretende explotarlo aún más, sumándole sus ganas de triunfar, de demostrar que está hecho para cosas grandes; su sueño es llegar a ser parte del Real Madrid, su convicción de ser cada día, mejor futbolista, pero sobretodo, dejar ver que su pasión en la vida es el futbol.

Artículos relacionados