thumbnail Hola,

En los últimos 20 años, tres jugadores cameruneses han probado fortuna en México. Biyik, el más conocido. Nkong, el único campeón.

La Máquina Celeste del Cruz Azul innovará con su nuevo refuerzo, el camerunés Achille Emaná, quien estará incorporándose a la disciplina cementera en los próximos días.

Esta será la primera vez que el equipo de La Noria apostará por un refuerzo africano para su plantilla gracias a la llegada del ex seleccionado por Camerún.

Sin embargo, no es ocasión inicial que el balompié azteca llega un jugador de dicha nacionalidad pues a mediados de los 90, las Águilas del América sorprendieron gratamente con la llegada de Francois Omam-Biyik y posteriormente, con un paso gris, Jean Claude-Pagall.

El último futbolista camerunés en venir al balompié azteca fue Alain Nkong, quien gracias a su buen nivel mostrado, fue campeón en México y consiguió ser convocado por su selección de origen.

Biyik, el nombre de mayor peso

El delantero mundialista en Italia 90 y Estados Unidos 94 llegó al fútbol mexicano en la temporada 94-95 con las históricas Águilas del América que eran dirigidas por Leo Benhakker.

Pronto, con base en goles, el camerunés se adueñó de los corazones americanistas, formando una dupla de miedo junto a Luis Roberto Alves 'Zague', Joaquín del Olmo y un joven canterano llamado Cuauhtémoc Blanco.

En su primera temporada, penúltima de torneos largos, marcó la asombrosa cifra de 33 goles en 39 duelos sobre el terreno de juego. En su segunda campaña larga sus números se redujeron pero su efectividad siguió siendo notoria gracias a sus 16 anotaciones,

En su tercera campaña, el Invierno 96, primera de torneos cortos y última en su etapa en América, jugó solo 12 encuentros con saldo de tres anotaciones.

En total, marcó 52 goles en México con 85 partidos jugados, 73 como titular y 48 completos.



François Omam-Biyic tendría una segunda etapa en México con la Franja del Puebla en el Verano de 1999 donde solo estaría un semestre marcando la nada despreciable cantidad de cinco goles en 17 partidos.

Pagal, puro nombre

La buena imagen con la que llegó François Omam-Biyik trató de ser repetida por Jean Claude-Pagal quien también venía de ser mundialista con Camerún y también gozaba de buena reputación internacionalmente.

Lamentablemente para él, los minutos y las actuaciones que tuvo sobre el terreno de juego dejaron mucho que desear y no pudo terminar más que una campaña con el club.

Jugó seis partidos, todos como titular y cuatro de cambio. No logró marcar ningún gol ni dar una sola asistencia.

Alain, el 'Rey' Nkong, único en ser campeón

El camerunés llegó de rebote al fútbol mexicano para los Potros de Hierro del Atlante en el Apertura 2007. En un inicio, José Guadalupe Cruz dudó si quedarse con él, o dejarlo ir, aunque al final, no solo se ganaría su lugar en el equipo sino el corazón de la afición al ser campeón en su primer torneo.

Nkong participó en el primer torneo que Atlante disputaba en Cancún. Ahí, anotó cuatro goles en 22 partidos, ocho como titular y cuatro completos.

Tras ese campeonato, dejaría al Atlante, regresando al balompié mexicano en el Apertura 2009 y el Bicentenario 2010 con los Indios de Ciudad Juárez donde tuvo una gris actuación anotando solo un gol en 30 partidos.

Emaná, el siguiente

El mediocampista ofensivo llega a cerrar una plantilla poderosa que tiene actualmente la Máquina Celeste del Cruz Azul con volantes como Christian Giménez, Pablo Barrera, Joao Rojas y Mauro Formica.

Al igual que los tres anteriores jugadores, formó parte de su selección y tuvo la oportunidad de jugar una Copa del Mundo, la última, en Sudáfrica 2010.