thumbnail Hola,

El inicio del que están gozando los Escualos nos hace remontarnos a su sorprendente torneo en 2004, cuando terminaron Superlíderes, en Goal.com comparamos ambos cuadros.

Los Tiburones Rojos del Veracruz, un equipo que no consiguió el ascenso de manera deportiva, está siendo la revelación de la Liga Bancomer Mx; Reforzado, con buena química entre sus jugadores y un estilo espectacular que luce cuando juega al contragolpe, los Escualos están dando de qué hablar.

Su actual momento futbolístico nos hace recordar al también espectacular Veracruz del 2004, específicamente del Apertura 2004. Un proyecto que creció de manera exponencial debido a la inversión que se le hizo al club. Llegadas de jugadores comprobados combinados con jóvenes o extranjeros de calidad daban como resultado una aglomeración de todos los puntos que hacen sobresalir a un club.

Con un once inicial completo, potente y balanceado, que contaba con la experiencia y solidad de Pablo Quatrocchi en la zona baja, una medular orquestada por Walter “Lorito” Jiménez  y Cuahtémoc Blanco, además del “Chaco” Giménez; al frente, Kléber Boas y Gustavo “Grillito” Bizcayzacú encajaban los goles en las porterías contrarias.

Dirigidos por Wilson Graniolatti, el Veracruz de aquella época era explosivo, igual que el de este 2013, sólo que con un mayor dominio de la pelota y menos consistensia defensiva, prueba de ellos fueron los 25 goles recibidos, aunque anotó 27, todos en el torneo regular.

Dentro de los primeros cinco partidos del combinado dirigido por Wilson Graniolatti, hoy en Atlante, los Tiburones Rojos no empezaron el torneo de buena manera. Los jarochos visitaron la Sultana del Norte y cayeron ante el que a la postre sería subcampeón: Los Rayados de Monterrey.

No obstante, su subsecuente racha lo colocó como el mejor equipo del torneo, puesto que ganó en las siguientes ocho jornadas, incluyendo una apabullante goleada a Dorados, 6-2.

En una clara muestra de lo gitano que puede llegar a ser el fútbol mexicano, la magnífica seguidilla de encuentros ganados terminó abruptamente, visitando nuevamente una aduana regiomontana; esta vez fueron los Tigres, quienes masacraron a los Tiburones con un 7-1 de escándalo.

La historia de este Veracruz dista un poco de la ambigüedad del antiguo, un poco más serenos y compactos en su sistema de juego, el Veracruz versión 2013 gusta de ceder la iniciativa para pegar el latigazo en contragolpe con Marrugo y Ángel Reyna. Su empate inaugural ha sido seguido hasta el momento por victorias en Quintana Roo frente a los Potros de Hierro, en el Omnilife frente a Chivas y otros tres puntos más de local frente a La Máquina Celeste. Posteriormente se salvarían de la derrota frente al Puebla de Lapuente.

Su partido de la jornada 6 representará una prueba asequible, aunque por momentos el Querétaro dé pinceladas de buen fútbol, pero el siguiente gran reto vendrá cuando se metan al infierno del Nemesio Diez para enfrentar al Toluca de Cardozo, delantero que seguía en activo la última vez que el Veracruz dominó la liga.

Artículos relacionados