thumbnail Hola,

En casi 10 años de carrera y dos en América, el 'Chucho' se convirtió en el emblema americanista de los últimos años.

Cuando se apaga una estrella, algo se nos muere dentro y donde ella habitaba queda el vacío el silencio, esta vez; también quedan sus goles, sus festejos, las alegrías, los tiempos difíciles, los tiempos de gloria. Se apagó la estrella, Christian Benítez, ex jugador de las Águilas del América,  falleció a causa de peritonitis, que según lo que se ha ventilado, no se le atendió a tiempo.

Desde pequeño, Benítez estuvo pegado a un balón, su abuela recuerda que los pollos que tenía ella aparecían con moretones de un día a otro, y descubrió que la piel morada en los animales se debía a los pelotazos del 'Chucho'. Christian siempre estuvo pegado a su abuela pues con ella creció, de ahí la unión con sus hijos y su familia. ¿Cómo entender que si está lleno el firmamento de tantas luces vacías, se apague la de un hombre exitoso, humilde y entregado a su familia?, nacido en 1986 en Quito, Ecuador. Christian Benítez ha sido considerado como uno de los mejores jugadores ecuatoriano de la historia, su corta carrera comenzó en el Nacional de su país donde marcó 20 goles para despertar el interés de equipos de la talla del Barcelona y el Manchester United.

El brinco lo dio y paso al Santos Laguna en 2007 donde estuvo en dos etapas, teniendo una de las mejores temporadas en su carrera con los Guerreros, marcando 10 goles para conseguir el título del Clausura 2008. La explosión de sus habilidades, lo llevó a Inglaterra en el 2009 con el Birmingham City donde jugó 44 partidos y marcó 4 goles con los ‘blues’.

A su regreso a México, Benítez se consagró como campeón goleador en el Apertura 2010 con 14 goles, convirtiéndose en el segundo ecuatoriano en conquistar el título de goleo. Luego de algunas lesiones, bajó el rendimiento y salió vendido al América.

Fue el 22 de mayo del 2011, el ‘Chucho’ firma con las Águilas para el Apertura 2011 donde se presentó anotando dos goles ante Querétaro en el Estadio Azteca. El principio de la leyenda, el principio de una historia que pintaba para grandes cosas y así sucedió, después de 79 partidos con los azulcremas, 52 goles y tres títulos de goleo, Benítez llevó al América al título después de ocho años, el onceavo título de los azulcremas, ese 11 tan mítico, tan legendario como Benítez.

El ‘Chucho’ ha dejado un vacío en el alma de sus familiares, amigos y los americanistas y en el entorno futbolístico una gran tristeza, a pesar de que el delantero ya no pertenecía al equipo mexicano, la afición lo mantiene presente y ahora mucho más.

Tras 10 años de carrera, Benítez consiguió; dos títulos de liga con El Nacional en Ecuador, mejor jugador del futbol ecuatoriano en 2006, campeón Clausura 2008 con Santos, mejor jugador del torneo Clausura 2008, campeón Clausura 2013 con América y Campeón de goleo en el Apertura 2010, Clausura 2012, Apertura 2012 y Clausura 2013. En México, Benítez jugó 174 partidos con Santos y América, y anotó 103 goles.

Benítez vólo, el ídolo del americanismo contemporáneo, se nos ha adelantado en el camino, la leyenda no inicia, crece, y el último 11 americanista se convirtió en un águila real y ha volado hacia el mejor estadio del universo, seguro a quitarse defensas, llegar con puro corazón al área y fusilar al portero; dirigirse a los ángeles y bailar. No te fuiste 'Chucho', sólo volaste alto, hasta lo más alto... 

Artículos relacionados