thumbnail Hola,

A vísperas del inicio del Apertura 2013, repasamos la historia de los clubes que no han sentido la gloria de un campeonato bajo el formato de torneos cortos.

A escasas horas de iniciar el Apertura 2013, la renovada Liga Bancomer Mx se prepara para recibir a los equipos y aficionados de la mejor manera posible. Con mucha polémica de por medio debido a los cambios de sedes y compras de franquicias a diestra y siniestra, se esperará que todo quede atrás, o al menos en segundo plano, gracias al buen fútbol que los clubes puedan brindar.

Los 18 equipos tienen objetivos trazados, unos pelearán por el título, algunos otros se querrán superar a si mismos y a sus expectativas al luchar por un puesto en la liguilla, mientras los últimos en la línea estarán disputando la permanencia en el máximo circuito del balompié azteca.

Desde que se implementó el nuevo sistema de torneos en 1996, ha habido infinidad de campeones, tanto así que solamente seis cuadros de la Liga Bancomer Mx nunca han disfrutado de las mieles de la victoria en torneos cortos. Atlas, Veracruz, Puebla, Queretaro, Jaguares y León.

Del sexteto de cuadros sin haber levantado un campeonato en torneos cortos, los Rojinegros del Atlas son los que tienen la racha más longeva sin hacerlos, desde 1951 no han disfrutado el ser llamados los números 1, sin embargo, estuvieron cerca de obtener su segunda copa en el Verano del 99’, aunque cayeron derrotados ante una de las mejores dinastías en la historia del fútbol mexicano: El Toluca de Enrique Meza.

Los escualos en su nueva etapa regresan a la primera división, pero anteriormente vivieron su mejor momento de gloria en los ya muy lejanos principios de los 50s, en donde campeonaron frente a los Potros de Hierro del Atlante. En su última incursión en la primera división, el cuadro del puerto vivió momentos de altibajos, siendo su punto de mayor orgullo aquel superliderato conseguido con un equipo de lujo: Kléber Boas, Cuauhtemoc Blanco, Braulio Luna, Christian Giménez, Walter “Lorito” Jiménez, entre otros; lamentablemente para sus aspiraciones, cayeron en Cuartos de Final frente a los Pumas de la UNAM en el 2004, para cuatro años más tarde perder la categoría frente a ese mismo equipo.

Puebla y León fueron los últimos combinados en levantar el título previo al cambio de formato. Los Camoteros lo hicieron en la temporada 89-90 frente a la recientemente reincorporada UdG, sin mayores méritos después de su éxito con el que es su actual técnico. Por su parte los Panzas Verdes consiguieron levantar el trofeo en la 91-92 de la mano del “Rey Midas”, Víctor Manuel Vucetich, derrotando justamente al cuadro de la Franja. Participantes de la final más recordada en muchos años, por la patada de Comizzo a Hermosillo y el gol de oro que éste último convirtió. Años después se volverían a enfrentar, en el Apertura 2012, el León cobró venganza en Cuartos de Final, pero sucumbió en las semifinales ante los Xolos de Tijuana.

Los Xolos, quienes con su victoria se convirtieron en uno de los tres únicos cuadros que se han convertido en mandamases del balompié azteca en el actual formato de torneos. Monarcas Morelia lo consiguió sorprendiendo a propios y extraños en el 2000 derrotando al Toluca en el Nemesio Díez, en un tiempo en el que ganarle una final a los Diablos Rojos de Meza era poco menos que imposible para unos. El cuadro fronterizo, de igual manera, se consagró campeón en el Nemesio Díez, frente al Toluca, de quien sino más, que del “Ojitos” Meza. Por último, el Pachuca se consagró con gol de oro frente a Cruz Azul en 1999, título que cimentaría las bases para otra gran hegemonía dentro de los libros del fútbol mexicano.

De los 18 cuadros, solamente Querétaro y Jaguares no han levantado el trofeo, éste último ha tenido buenos pasajes dentro de su corta historia y se ha creado fama por traer extranjeros destacados a precios módicos, como lo son Salvador Cabañas, Neri Cardozo, Jackson Martínez, o Danilinho, mientras que el cuadro queretano ha tenido una existencia gris en años recientes.

18 equipos buscando un sueño, algunos por primera vez en muchos años, o en su historia, el tiempo dirá quién se alzará con un nuevo trofeo que brinda nuestro fútbol, por ahora lo que nos queda por hacer, es disfrutar con el pitazo inicial del Apertura 2013.

Relacionados