thumbnail Hola,

Erick Torres fue absurdamente comparado con Javier Hernández. La presión lo hizo salir de Chivas y como muchos otros, encontró su verdadero nivel fuera del 'Rebaño'.

Hace unos ayeres, la sombra de un tal Javier Hernández sepultaba en un mar de esperanzas a Erick Torres. Le decían a un pequeño futbolista de 16 años que sin debutar en Primera División el nuevo 'Chicharito'.

De Hernández tenía muy poco. No por cuestionar su calidad, sino porque en sus genes el estilo era muy diferente al del delantero que recién había emigrado al balompié inglés.

Inmediatamente la ola mediática levantó expecativa. Lo querían en Chivas, en la titularidad del equipo, lo deseaban en el Tri y hasta lo ponían en el Chelsea. El resultado: explotaron a ese 'Cubo'.

Unos cuántos goles lo mantuvieron en Chivas. Después su rendimiento cayó al grado que hasta a terapia emocional lo enviaron . Nunca encontró su nivel, y Erick Torres pasó a ser de una esperanza, a un 'bulto' más del balompié mexicano.

Era tal la poca esperanza que se tuvo en él, que lo mejor fue echarlo por la puerta de atrás del club. Chivas USA le abrió las puertas y él, entendió que para crecer y ser más en el futbol, había que refugiarse donde la crítica no lo alcanzara y las estúpidas comparaciones nunca llegaran.

Ahí, en el 'apestado' futbol estadounidense llegó el 'Cubo', quien pronto se encargó de crear su propio camino. Con goles, goles y más goles, se hizo de un nombre en la MLS al grado que hoy, es figura de aquel balompié en el que han jugao futbolistas como David Beckham, Thierry Henry, Rafael Márquez o en unos meses Kaká o Frank Lampard.

Mientras Chivas se sumerge en un vaivén de contrataciones millonarias, la mayoría sin funcionar . Hoy le faltan puntos en la porcentual y le faltan goles. Los mismos que le sobran a Erick Torres para ser considerado por Miguel Herrera en la selección nacional .

Muchos criticarán el llamado del 'Cubo', la mayoría sin saber qué carajo ha hecho Torres en la MLS. Seguramente habrá quien haga menos la MLS y otro que saque a relucir que el 'nuevo Chicharito' no sirve de nada. La realidad es que el delantero es joven, cualidades propias que lo hacen un jugador con futuro y esa arma que tanto se necesita en un equipo: gol.

Chivas ve cómo un nuevo futbolista que dentro del equipo no sirvió en su momento, brilla desde el instante que salió de esa institución 'grande' en la que hace rato no brilla nadie.

Artículos relacionados