thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 2 de octubre de 2012
  • • 13:45
  • • Estadio de Mestalla, Valencia
  • Árbitro: G. Rocchi
  • • Espectadores: 28517
2
F
0

Valencia 2-0 Lille: Una victoria y muchas dudas

Valencia 2-0 Lille: Una victoria y muchas dudas

Getty Images

Dos goles de Jonas dan los tres puntos al equipo de Mauricio Pellegrino en un partido en el que no acertó a despejar casi ninguna de las incógnitas que le asolan.

Independientemente de los resultados conseguidos, el Valencia y sus aficionados abandonan cada partido con un sentido de obnubilación. Ocurrió en salidas de enjundia, en Madrid y Barcelona, donde el equipo compitió bien pero apenas consiguió un punto y en victorias como local ante equipos menores como Celta o Zaragoza. También ante el Lille, un partido que dejó tres puntos imprescindibles pero despejó pocas dudas sobre la identidad y el presente del equipo. Sigue sin saber a lo que juega.

Andrés Guardado, el mexicano que ha mostrado mucho en su corta estadía con los valencianos, saltó al terreno de juego como titular, desplegando su juego desde el inicio al sacar centros por doquier. Entre despejes de la defensa y una que otra falla de sus compañeros, comandaba el ataque desde la pradera izquierda del terreno.

Le costó horrores a este Valencia quitarse una etiqueta funcionarial y darle vuelo a su juego. Hasta que el partido se rompió en el tramo final, con un Lille estirado y partido, no pudo el conjunto de Mauricio Pellegrino controlar de verdad el choque. No hay cadencia en un equipo en el que los interiores apenas contribuyen en la construcción. Ni Feghoulí ni Guardado en los costados se sumaron a tejer las jugadas, haciendo inerme el buen trabajo de Gago en la salida de la jugada.

Perdidos por los designios económicos jugadores como Mata o Silva, el Valencia añora la vuelta de futbolistas como Canales o Banega, ambos en el tramo final de sus recuperaciones. Los dos hablan un idioma que este equipo desconoce ahora mismo, y con ellos debería crecer futbolísticamente el Valencia. En ausencia de estos hombres, y dada la naturaleza de sus reemplazantes, el plantel de Pellegrino se quedó a expensas de las contadas apariciones de Jonas entre líneas. Fruto de una de ellas llegó el primer gol.

Es un jugador intuitivo este Jonas, inteligente para jugar entre líneas y perfecto para jugar detrás de un delantero de referencia como Soldado. Pese a que no asomó todo lo que la disposición del Lille demandaba, una sola cambió el rumbo del partido. Fue en el momento de mayor agobio del Valencia, que amenazó con descuajeringarse con poco. Dos desajustes defensivos terminaron con sendos disparos de Payet y De Melo que no encontraron puerta. Las pérdidas en la base son otro de los problemas que asolan al Valencia siempre que no se presenta Gago.

Más alegre el Lille, capitalizó el Valencia. Jonas encontró la espalda de Verrati, se apoyó en Soldado y se filtro a la espalda de la defensa. El pase alcanzó su destino con fortuna, tras tropezar en un rival y Jonas definió con sutileza. Apenas cambió el paisaje el gol. El Valencia no encontró más control sobre el partido y las dificultades para llevar el balón en franquicia a posiciones de peligro continuaron.

Durante la segunda mitad, el equipo español, aunque ciertamente sin sufrir, siguió en el alambre. Incapaz de generar un volumen de llegadas disuasorio para su rival ni de asumir el mando del balón, dio carrete a un Lille que en realidad da para poco. Tras la marcha de Hazard, el equipo francés no encuentra su sino, y ya acumula siete partidos sin ganar. Comparte dudas con el Valencia, un equipo al que hoy le fue suficiente para ganar pero no para convencer ni para despejar incógnitas. Tiene mucho por delante Pellegrino.

Relacionados