thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 30 de marzo de 2013
  • • 09:00
  • • Liberty Stadium, Swansea
  • Árbitro: A. Taylor
  • • Espectadores: 20604
1
F
2

El Tottenham despacha al Swansea y alcanza el tercer puesto

El Tottenham despacha al Swansea y alcanza el tercer puesto

Getty

Los de Villas-Boas vencieron en un partido en el que no tuvieron el control del balón.

El Liberty Stadium de Swansea, Gales, era el punto de encuentro para dos de los equipos que más atractivo están despertando en esta edición de Premier League. El local, el Swansea, por el juego alegre y de combinación que práctica, por sus españoles y por su técnico, Michael Laudrup. El visitante, el Tottenham, por ese jugador que abarca portadas de todo el mundo y que ahora mismo forma parte del TOP 10 mundial, hablamos del galés Gareth Bale, que precisamente, volvió a su país tras la fecha FIFA.

El balón comenzó a rodar aunque parecía que solo para un equipo, los capitalinos dirigidos por Villas-Boas abarcaban el completo control del balón y no tardó en dar sus frutos. Justo cuando se sobrepasaba el minuto 7 en Gales, una perfecta combinación entre el central Jan Vertonghen y el ya nombrado Gareth Bale dejaba al belga en inmejorable posición para adelantar a los Spurs y como si de un auténtico 'killer' del area se tratara, controló el balón de una forma excelente y con un sutil toque de su pierna predominante, la izquierda, batía a un Vorm que no pudo hacer nada ante la maravilla técnica del defensor belga.

El partido empezaba a tomar otro color, los cisnes tomaban el control. Hasta que a poco de llegar a la media hora de juego, una temeraria triangulación de los de Laudrup llegaba a los pies de su portero, Michel Vorm, que sometido ante una perfecta presión ejecutada por Aaron Lennon se vió obligado a quitarse el balón de encima, la pelota tomó altura para que el capitán del club londinense, Scott Parker, lo peinará, justo con tanta precisión, que el cuero le llegó a Jan Vertonghen, que de nuevo, hizo gala de esa técnica que posee, para filtrarle un balón entre líneas a Gareth Bale, quien solo necesitó dos toques para hacer uno de los goles de la jornada, desde la frontal y con su pierna buena, la izquierda, efectuó un disparo que se alejó poco a poco del alcance del holandés Vorm para colarse por la mismísima escuadra. 0 - 2 para los londinenses.

La reacción de los de Laudrup no se hizo esperar y desde ese momento, el total control del partido pasó por los pies de los jugadores del Swansea, justo en ese periodo, 5 minutos después del gol de Bale, el pequeño Nathan Dyer envió, de cabeza, un balón al travesaño tras un gran centro del lateral diestro titular, el holandés Dwight Viendalli.

La segunda parte empezaba casi con la misma energia que la primera, aunque esta sin goles, sí con ocasiones clarísimas, como la que tuvo el asturiano Michu que anduvo desaparecido en el primer acto, que se plantó ante el arquero visitante Brad Friedel, pero definió con poca precisión. En la siguiente jugada, el islandés que volvia a la que fuera su casa la pasada temporada -como también lo hizo Steven Caulker aunque se quedó en el banco-, Gilfy Sigurdsson, pisó el area desde una posición lateral y buscó la rosca externa al palo largo, pero esta vez, michel Vorm consiguió completar una genial estirada para evitar la sentencia.

Seguían las llegadas, esta vez fue de nuevo el español Michu, que remató otro buen centro enviado por Dwight Tiendalli, a escasos centímetros del palo izquierdo de Brad Friedel. Era justo lo que precedería al gol de los de Michael Laudrup. El asistente señaló tiro de esquina en un balón que salió despedido de un choque entre Pablo Hernández y Gareth Bale en el que es casi imposible averiguar quien tocó la pelota en última instancia. Ese mismo córner, lo ejecutó el coreano recién entrado en el campo Sung-Yong Ki, que encontró un perfecto aliado en el corazón del area, era Michu, que ante la mansa marca defensiva del Tottenham conectó un cabezazo imparable para el veterano arquero estadounidense. 1-2.

Tras lo sucedido, se esperaba que el Swansea llegará con más claridad y transformará el total control del balón en ocasiones, pero no fue así, el Tottenham lanzó una perfecta estrategia defensiva que consiguió amansar las ocasiones de los cisnes. Es más, Gareth Bale recuperó un balón cerca de su area, recorrió todo el campo como si de un jugador de fútbol americano se tratará e intentó un disparó que pegó justo en la cepa del palo corto galés. El colegiado de la contienda, Anthony Taylor, añadió 5 minutos, pero de poco sirvieron para los del Liberty.

Con esta victoria, los de Villas-Boas alcanzan al Chelsea, que perdió en su visita a Southampton, y se coloca tercero, a cinco puntos del Manchester City, que ganó al Nescastle, y a veinte del Manchester United, que es virtualmente campeón y que venció ante el Sunderland.

Los de Laudrup, pese a la derrota, siguen en la zona tranquila de la tabla, con el objetivo de la permanencia cumplido hace ya muchas jornadas y con el aliciente de jugar competición europea el próximo año tras salir campeones de la Copa de la Liga.

Señalar que el español Chico Flores tuvo que ser sustituído en el segundo tiempo por Gary Monk. El gaditano reaparecía tras dos meses de lesión y las alarmas saltaron el el Liberty Stadium.

Artículos relacionados