thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 18 de mayo de 2013
  • • 15:00
  • • Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla
  • Árbitro: Alfonso Alvarez Izquierdo
  • • Espectadores: 27000
1
F
2

Sevilla pierde ante la Real Sociedad: La Real también sabe sufrir

Sevilla pierde ante la Real Sociedad: La Real también sabe sufrir

Getty Images

La victoria del Valencia en el Coliseum obligaba a la Real Sociedad a vencer ante un Sevilla que también aspiraba a Europa.

El equipo de Montanier ha mostrado su faceta más madura y sufrida, sabiendo remontar un resultado adverso y soportando la presión de recuperar la cuarta plaza en un estadio complicado.       

Europa asomaba en el horizonte del Sánchez Pizjuán. Los donostiarras con el premio adicional de la Champions y los hispalenses con el morbo extra de arrebatar la plaza europea a sus vecinos béticos. La intensidad de ambos equipos se vivía desde el pitido inicial y se plasmaba a los 10'. Un saque de esquina llegaba a los pies de Kondogbia para que el francés asistiera a Rakitic, el croata cruzaba el esférico para abrir el marcador. El jugador balcánico acaparaba todo el protagonismo cuando pocos minutos después prolongaba la pelota en su área para colarlo en su propia meta.

El tempranero y afortunado empate daba estabilidad a los visitantes permitiendo recuperar su juego en el que la actitud ofensiva de sus laterales es parte del éxito, una faceta que era demostrada por Martínez quien tras un recorte centraba para que Agirretxe finalizara el trabajo. El duelo no daba tregua con una Real que iba de menos a más.

El Sevilla mostraba más profundidad y presencia en el segundo acto. Un fuera de juego mal pitado hacía estallar los ánimos del partido. Reyes, que se encontraba calentando en la banda, era expulsado por recriminar al juez asistente. Acto seguido, Vela perdonaba ante Beto y Cala se inventaba una semi chilena en el área para batir al chileno Bravo. Cualquier desenlace parecía posible en Nervión.

La diferencia radicaba en que los hispalenses necesitaban más esfuerzos para llegar al área que el conjunto vasco, quienes poco a poco enfriaban el ritmo para evitar males mayores. A excepción de Griezmann, cuyo trabajo seguía intacto tanto en sacrificio defensivo como en ataque. El tramo final fue rojiblanco, con más corazón e intensidad que resultado. Un resultado que no variaba y deja al Sevilla pendiendo de un milagro para jugar en Europa la próxima campaña y una Real que recupera su sitio en la cuarta plaza, la que da acceso a la previa de la Champions.

Artículos relacionados