thumbnail Hola,
En vivo

Copa Libertadores

  • 7 de marzo de 2013
  • • 16:23
  • • Estádio Municipal Paulo Machado de Carvalho, São Paulo, São Paulo
  • Árbitro: W. Roldán
1
F
1

Arsenal no se achicó

Arsenal no se achicó

Arsenal San Pablo

El equipo de Gustavo Alfaro logró su primer punto en la Libertadores, en el Pacaembú contra Sao Paulo, por momentos mereciendo lo que hubiera sido un triunfo histórico.

Era uno de los compromisos más difíciles que tenía por delante, para colmo golpeado después de la goleada en casa que le había propinado Atlético Mineiro. Sin embargo, Arsenal no se amedrentó y jugó un gran partido ante Sao Paulo, para finalizar empatando 1 a 1. Los goles fueron de Jadson para el local y Benedetto de penal para la visita.

El Viaducto casi sorprende con un arranque a puro vértigo, donde Furch tuvo un par de ocasiones claras de gol antes del primer minuto de juego. Lejos de la timidez, los primeros minutos se jugaron en campo Tricolor, que miraba asombrado al entusiasta y aplicado conjunto de Gustavo Alfaro.

Con el correr de los minutos, el desarrolló se adaptó más a lo que se esperaba: los paulistas controlando la pelota y el Arse parado para el contragolpe con dos veloces como Lugüercio y Carbonero. Para el dueño de casa, todo pasaba por los pies de Jadson y Osvaldo, además de los siempre temibles tiros libres de Rogerio Ceni.

Tras algunos intentos que dieron en el palo o pasaban cerca de Campestrini, el primer tiempo se moría cuando una gran combinación sobre el lado derecho le permitió a Jadson abrir el marcador, con un violento remate que se estrelló en la parte interior del travesaño y cayó detrás del arquero, que nada pudo hacer en esa.

El comienzo del complemento fue idéntico al de la primera parte, con Arsenal decidido a recuperarse y rápidamente lo consiguió, con un dudoso penal que Darío Benedetto, recién ingresado a la cancha, transformó en gol con un remate seco a la derecha del inmóvil Rogerio Ceni.

Envalentonado por la igualdad, nuevamente Benedetto y el Marciano Ortiz tuvieron claras chances de conseguir la ventaja, pero les falló la puntería. El final del partido fue con Sao Paulo desesperado por ganar y un unipersonal de Campestrini, que ayudado por los palos fueron una muralla que evitaron el tanto paulista.

Los argentinos consiguieron su primer punto en la competición, y si bien la clasificación es casi utópica porque están últimos en la zona, todavía le restan dos partidos en Sarandí. Por el lado brasilero, las caras largas a la salida demostraron que se esperaba mucho más de ellos.

Artículos relacionados