thumbnail Hola,
En vivo

Serie A

  • 22 de septiembre de 2013
  • • 08:00
  • • Stadio Olimpico, Roma
  • Árbitro: G. Rocchi
  • • Espectadores: 45306
2
F
0

Totti pelea un balón con Cavanda

Roma se quedó con el derby

Totti pelea un balón con Cavanda

Getty Images

El derby de la capital italiana se decidió con un gol de Balzaretti, que rompió a llorar de la emoción. Ljajic marcó de penal el segundo en el 93.

Hay pocos aficionados que tienen la suerte de saber, de sentir, de conocer las verdaderas emociones que te recorren el cuerpo cuando llega un derbi. Si tienes esa suerte, si eres de un equipo cuyo eterno rival comparte ciudad, y en este caso estadio, comprendes lo que ha sentido en la tarde de hoy Federico Balzaretti.

http://u.goal.com/320100/320171hp2.jpgPero, cronológicamente, el partido comenzó espeso, con más tensión que fútbol y con dos aficiones que competían con su voz para hacerse con la capital de Italia. Roma agarró sin complejos el balón y se hizo con la posesión en los primeros 45 minutos, mientras que Lazio, con un Candreva disfrazado de velocista, salía a la contra creando más peligro que los giallorossi en la primera parte.

Con una ocasión aislada de Gervinho en la primera parte, ambos conjuntos se marchaban a los vestuarios en busca de dar un giro de 180º a un derbi que decepcionaba sobre el campo. Y así fue. Ambos conjuntos salieron con mayor dinamismo, con ganas de llevarse el partido, y prueba de ello fue la primera gran ocasión de Lazio, en la cabeza de Ciani, que remataba al travesaño un balón medido de un desaparecido Hernanes.

Roma también subía sus líneas, y el recién ingresado en el campo Ljajic tuvo la primera ocasión de los romanos, en un disparo cruzado que Marchetti sacó a córner. La respuesta de la Lazio no tardó en llegar, apenas dos minutos después, la grada se quedó sin aliento cuando Klose, que no esperaba el fallo de la defensa romana, remató con el muslo un balón mordido al segundo palo que no entró en la meta de De Sanctis de milagro.

Ambos conjuntos avisaban, y tanto fue así que Balzaretti, que no había anotado ni un solo gol en su carrera, hacía el gol de la victoria para la locura de sus aficionados. La jugada venía precedida de un disparo espectacular del propio lateral que se estrelló en el palo, la pelota se marchó a córner y Totti, el más listo de la clase, sacó rápido para internarse en el área y servirle el centro que supondría el primer tanto de los de Rudi García. Balzaretti no pudo contenerse la emoción y acabó llorando tras celebrarlo con la afición.

A partir de ahí, Lazio lo intentó sin mucha convicción y Roma salía con peligro hacia la meta de Marchetti. En el 81, Andre Dias, que acababa de salir al terreno de juego, vio la tarjeta roja tras derribar a Totti, y ahí, se terminó el encuentro. Marco Borriello estuvo a punto de marcar el segundo con un testarazo que sacó Marchetti en la misma línea de gol, y en el 93, Ljajic hacía, de penal, el segundo gol tras caer en el área el propio delantero. Tres puntos, y el honor de ganar el derbi, tres puntos que valen oro.


Artículos relacionados