thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 20 de abril de 2013
  • • 11:00
  • • Estadio Santiago Bernabéu, Madrid
  • Árbitro: Alfonso Alvarez Izquierdo
  • • Espectadores: 75000
3
F
1

El Real Madrid afila los dientes pensando en las semis

El Real Madrid afila los dientes pensando en las semis

Getty

Dos goles de Özil y uno de Benzema le dieron el triunfo a los merengues, en la antesala del partido con Borussia Dortmund. Varios jugadores del Real Madrid salieron lesionados.

En la previa de las semifinales de la Champions League, el Real Madrid dio cuenta del Betis en un partido más cerrado y parejo de lo que indica el marcador. Los locales aprovecharon los momentos en que los sevillanos bajaron la guardia, y así se pusieron en ventaja. En el Betis, que mostró a un Dorlan Pabón en buena forma, las oportunidades generadas no se tradujeron en gol, y por eso se van con las manos vacías.

En el comienzo los locales se mostraron algo más dominantes. Betis se mostró algo débil en defensa, pero los de José Mourinho no lograron aprovecharlo. Cristiano Ronaldo tuvo un par de chances para abrir el marcador, pero Adrián le negó el festejo. La visita contestaba con Dorlan Pabón, que cada vez que tuvo la pelota en sus pies, generó peligro. El primer dolor de cabeza para el entrenador portugués llegó con la lesión de Marcelo, que abandonó el campo de juego apenas cumplido el cuarto de hora. Serían varios los jugadores del Real Madrid que saldrían con diversas dolencias. Además del lateral brasileño, Modric, Ricardo Carvalho y Benzema tuvieron problemas en el transcurso del partido.

Cuando parecía que no quedaba tiempo para más, Benzema encontró el espacio y la lucidez que no habían tenido sus compañeros en todo el primer tiempo. Controló y filtró un gran pase entre líneas para Özil. El alemán no perdonó y abrió el marcador, ya en tiempo cumplido.

Después, con el Betis volcado en ataque en busca del empate, los locales pudieron ejecutar a placer el libreto que mejor les sale, la especialidad de la casa: el contragolpe. Así llegó el segundo gol y la tranquilidad para el Real Madrid, que no la pasaba bien. Cristiano Ronaldo habilitó a Karim Benzema, y el francés amplió la ventaja definiendo ante la salida de Adrián.

A falta de unos veinte minutos, la visita aprovechó un desconcierto defensivo del Real Madrid y logró el descuento. Castro llegó por la derecha, y armó el remate. Nacho, en el cierre, barrió la pierna del atacante sevillano, que enganchó en lugar de disparar. Clarísimo penal, que Molina intercambió por gol, con un remate no muy bien efectuado, pero suficiente para vencer a Diego López.

Y cuando solo quedaban dos minutos para que el árbitro decrete el final del partido, un furcio de Ricardo Carvalho casi termina con el empate en el juego. El central portugués cedió de cabeza al arquero López, pero la pelota quedó corta y Castro remató al travesaño. En el rebote, la pelota le quedó a Dorlan Pabón, pero su disparo dio en Albiol, que despejó al tiro de esquina.

Y como marca aquel viejo lugar común del fútbol, "los goles que no se hacen en un arco se sufren en el otro". Ya con tiempo cumplido, Cristiano Ronaldo sacó un gran centro desde la izquierda. Callejón conectó de volea, de aire, y Özil, sobre la línea del gol, puso el 3-1 final.

Artículos relacionados