thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 22 de septiembre de 2013
  • • 12:00
  • • Estadio Santiago Bernabéu, Madrid
  • Árbitro: David Fernandez Borbalan
  • • Espectadores: 70063
4
F
1

Cumplió con el trámite

Cumplió con el trámite

getty

Real Madrid goleó por 4-1 a Getafe, gracias a los goles anotados por Cristiano Ronaldo (2), Pepe e Isco. Con este triunfo llegó a 13 puntos y quedó a dos de la punta.

Real Madrid no pierde terreno en La Liga. Después de jugar entre semana por Champions, el equipo merengue derrotó a Getafe y quedó a dos puntos de los líderes del campeonato, Barcelona y Atlético Madrid. Pese a empezar perdiendo, el Madrid ganó con facilidad.

La tarde comenzó de mala manera los locales. Primero, por las molestias que sufrió Gareth Bale en el calentamiento, que le impidieron jugar de entrada por lo que tuvo que ingresar Isco en su lugar. Y después, por el tempranero gol de Lafita, a los cuatro minutos. Entre varios defensores presionaron a Ronaldo hasta hacerle perder la pelota, y mientras varios jugadores blancos reclamaban falta al árbitro, el ‘7’ azul aprovechó para probar a Diego López. Su disparo se desvió en Pepe y terminó con destino de red.

Sin embargo, no le costó mucho a Real Madrid revertir la historia. Con la posesión y alternando jugadas rápidas con otras más paciencia, el equipo blanco fue encerrando a Getafe en su campo, y las ocasiones fueron cayendo solas, y con ellas, los goles. El 1-1 llegó a los veinte minutos, después de que Pepe empuje sobre la línea de gol el rechazo de Moyá a un remate de Ronaldo.  

El tanto del empate llegó en una jugada aislada, pero no fue sino el presagio de lo que estaba por llegar: un Madrid desatado. A la media hora, Cristiano adelantó a los locales con un gol de penal cometido por Míchel al tocar con la mano un lanzamiento de falta del propio portugués. El ‘7’ no falló desde los once metros, para convertirse en el quinto máximo goleador de toda la historia del Real Madrid. Con el 2-1, el partido pareció liquidado.

La segunda parte fue igual de cómoda para Real Madrid que el final de la primera. Es cierto que tuvo facilidad para que le lleguen, pero también tiene mucha facilidad para llegar. Y encima, tiene talento de sobra para apoyarse en sus jugadores y terminar los partidos. Isco es uno de ellos. En una falta que sacó rápido Cristiano, el malagueño entró en el área y puso la pelota junto al palo contrario, inalcanzable para Moyá. En apenas seis partidos ya es un ídolo del madridismo.

El final del partido, con los tres puntos ya decididos, fue un asedio constante al arco visitante. Sólo quedó tiempo para que Benzema fallara varias situaciones de gol y Ronaldo convierta el cuarto gol en el descuento. De esta forma, Real Madrid quedó a dos puntos de Barcelona y Atlético y sigue expectante en todos los frentes.


Artículos relacionados