thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 27 de enero de 2013
  • • 05:00
  • • Estadio Santiago Bernabéu, Madrid
  • Árbitro: José Luis González González
  • • Espectadores: 71108
4
F
0

Cristiano Ronaldo marca tres goles y el Madrid golea

Cristiano Ronaldo marca tres goles y el Madrid golea

RealMadrid.com

El luso suma un hat-trick en diez minutos. Los merengues arrasan a los azulones en la segunda mitad después de una primera parte errática. Mourinho tiró de rotaciones.

El Real Madrid sigue dando pasos adelante en su progresión de este 2013, sobreviviendo incluso a la lesión de Iker Casillas. Con un equipo sin muchos de los habituales, el ímpetu y la calidad de los blancos se impuso a la seriedad y el rigor de un Getafe que aguantó bien la primera parte de la mano de su portero Moyá, pero que se fue del partido según encajó el primer gol, nada más comenzar la segunda parte. Tras el tanto inicial de Ramos, pasaron apenas diez minutos hasta que Ronaldo cerró su hat-trick particular en una nueva actuación deslumbrante, para finiquitar así el encuentro, que pasará a la historia por ser el primero sin Iker –y sin apenas haberle echado de menos-, pero también el último antes del Clásico de Copa de este miércoles, que ha cobrado más relevancia aún visto el poderío de los pupilos de Jose Mourinho.

No fue sin embargo una primera parte lustrosa. Ni mucho menos. El Getafe se plantó bien en defensa en su propio campo, esperando los pocos huecos que pudiera dejar un Real Madrid que fue incapaz de romper la red que habían tejido los azulones. No se les puede achacar falta de intención ni mucho menos, pero sí sequía de acierto. Y el mejor reflejo a esta paradoja fue Ozil. El germano se movió por todo el campo, buscando los huecos, intentando tirar del carro merengue, pero luego en los momentos clave, al pisar el área, se le apagaba la luz. E igual le sucedió a un Madrid que constantemente amagaba sin llegar a pegar.

Así, Moyá tuvo dos muy buenas intervenciones a sendos tiros de Ronaldo. Uno de falta directa, y otro tras una buena pared con Ozil y dos recortes a su marcador. Raro en un depredador como Cristiano. El propio Ozil no acertó a embocar ni un contraataque colectivo ni una jugada maradoniana, y hasta un abnegado Modric lanzó arriba una volea franca desde dentro del área. La mejor noticia para los merengues ante tanta desazón en el área azulona es que, al menos en la propia portería, Adán destilaba seguridad a raudales.

Sin embargo, tanto fue el cántaro a la fuente que acabó por romperse nada más reanudarse el encuentro. Quizás en la ocasión menos clara. Moyá acababa de salvar milagrosamente un disparo a Coentrao, y en ese mismo córner no fue capaz de amarrar el balón. Pidieron falta de Carvalho los azulones, pero no lo concedió el árbitro, validando el gol de Sergio Ramos al rebañar el rechace del guardameta. Un gol que terminó descoser al Getafe y lanzar a los blancos.

Y es que, para cuando llegó la mitad de la segunda parte, ya ganaba 4-0 merced a un nuevo recital de Ronaldo. Había perdonado dos en la primera mitad, y no volvería a hacerlo ya, inmerso en el clásico torbellino madridista. En diez minutos, el ‘7’ marcó en un contraataque lanzado por Ozil, de cabeza a un centro de Di María, y en un penalti cometido por Lopo sobre Modric. De todos los colores, la exhibición del luso hizo disfrutar a un Bernabéu que hoy tiene alguna esperanza más que ayer de poder batir al Barcelona en la Copa.

Artículos relacionados