thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 17 de marzo de 2013
  • • 12:00
  • • Estadio El Sadar, Pamplona (Iruñea)
  • Árbitro: Pedro Jesús Pérez Montero
  • • Espectadores: 19512
0
F
2

Diego Costa devuelve la alegría al Atlético de Madrid

Diego Costa devuelve la alegría al Atlético de Madrid

Getty Images

Solidez defensiva y Diego Costa, esa fue la receta de Simeone para llevarse los tres puntos de Navarra.

Partido muy intenso el que se vivió esta tarde en El Reyno de Navarra entre  Osasuna y Atlético de Madrid. El resultado final resulta tremendamente engañoso, a tenor de lo visto sobre el terreno de juego. El colchonero no fue más que el local, pero aprovechó bien sus pocas oportunidades y supo mantener la ventaja.

Avisó primero Osasuna, que pisaba con mayor frecuencia que el Atlético el área contraria, con dos ocasiones de Oier y Masoud. Sin embargo, serían los colchoneros quienes golpearían primero, en una buena jugada de ataque. Pase filtrado de Gabi para Koke, que en posición dudosa, entraba en el área con espacios y cedía el balón para que Diego Costa entrando sólo en el segundo palo marcara el primero de partido.

Tras el gol se volcó con aún más fiereza el Osasuna sobre la portería defendida por Courtois, pero los intentos de remate de Oier, que dispuso de hasta dos buenas ocasiones, serían detenidos por las manos del Zamora belga de la Liga BBVA.

Tras la reanudación en la segunda parte y casi sin tiempo para colocarse sobre el campo, recibía el segundo el equipo José Luis Mendilibar. Un Diego Costa que volvió loca a la defensa local, provocaba una falta, recibía una amarilla por la protesta y hacía el segundo gol en el remate adelantándose a un flojo marcaje de Damiá.

Al contrario que el primer gol, este segundo sí que bajó la moral del Osasuna. Aunque minutos después y tras los cambios muy ofensivos de Mendilibar, se volcaría completamente al ataque en busca de un gol que les diera una mínima esperanza de empatar el encuentro. Pero no llegó.

Finalmente, victoria de un Atlético de Madrid que sigue paso firme en su pelea por la segunda plaza, tras un pequeño bache de resultados, mientras el Osasuna, que probablemente mereció algo más, se mantiene a cuatro puntos de las posiciones de descenso, beneficiado por las derrotas de los equipos que le preceden.

Artículos relacionados