thumbnail Hola,
En vivo

Liga 1

  • 17 de agosto de 2014
  • • 10:00
  • • Stade Vélodrome, Marseille
  • Árbitro: C. Turpin
  • • Espectadores: 50774
0
F
2

Mounier y Sanson convirtieron para el visitante.

Olympique de Marsella perdió 2-0 con Montpellier

Mounier y Sanson convirtieron para el visitante.

El equipo de Bielsa hizo su debut en el renovado Velodrome, pero mostró graves falencias en defensa y cayó ante su gente. El Loco tendrá mucho por mejorar.

Después de solucionar los problemas con la alcaldía por el alquiler del estadio, el imponente y renovado Velodrome fue el testigo del primer partido de Marcelo Bielsa en Marsella. Con el 3-3 en el debut en la Ligue 1, el Loco iba en busca de su primer triunfo ante su gente, pero el equipo mostró demasiadas falencias y terminó cayendo 2-0 ante Montpellier.

El DT tendrá que trabajar mucho para que su equipo logre plasmar sus ideas. En los primeros minutos, OM empezó perdido y no logró hacer pie. Los problemas, como en el debut, fueron evidentes en defensa, a pesar de los cambios que implementó el entrenador argentino: N’Koulou, líbero ante Bastia, ocupó el sector derecho en lugar de Sparagna; Morel pasó de la izquierda al centro de la última línea y Mendy, volante en el debut, jugó de stopper.

Pero los nombres no cambiaron el funcionamiento, el sector derecho fue el lugar que aprovechó Montpellier para marcar la diferencia y lo consiguió a los 18 minutos: Abdelhamid El Kaoutari le envió un pase en profundidad a Mounier, quien le ganó la espalda a DjeDje y aprovechó la mala ubicación del arquero Mandanda para rematar por arriba y poner el 1-0.

A partir de allí, OM comenzó a mejorar, sobre todo por algunas apariciones de Thauvin por derecha, quien a pesar de la incomodidad por jugar con el perfil cambiado fue el futbolista más desequilibrante en el primer tiempo. A los 23’, en una jugada con varios rebotes en el área, los de Bielsa tuvieron la más clara, pero la pelota terminó afuera y Ayew con un gran corte en la cabeza producto de un golpe del arquero, que luego desembocó en una insólita situación.

Producto de la sangre, el ‘10’ tuvo que utilizar una nueva camiseta. Pero cuando volvió a cambiarse la venda en el entretiempo, manchó la casaca y no había una tercera. Inaudito. Después de esperar cinco minutos, Bielsa, visiblemente enojado, decidió mandar a Payet a la cancha. Por lo visto, el Loco no sólo tendrá que acostumbrarse a la falta de concepto de algunos de sus jugadores, a la mala política de incorporaciones de la dirigencia y a la barrera idiomática...

Ya en el complemento, Olympique de Marsella salió decidido a marcar el empate. Fiel a su estilo, el entrenador no dudó en arriesgarse para conseguirlo y mandó a la cancha a Batshuayi en lugar de Dje Dje, con funciones más defensivas, a pesar de haber cumplido un flojo partido. Pero al OM no le salió una. Tuvo las más claras, incluso Alessandrini estrelló un remate en el palo, pero no logró plasmarlo en el resultado.

Y en una contra bien administrada, Sanson marcó el 2-0 para el Montpellier, resultado que ya parecía definitivo a pesar de los intentos de OM hasta el último minuto. Sin dudas, Bielsa tendrá que lidiar con jugadores que están lejos de estar a la altura de sus pretenciosas ideas.

Artículos relacionados