thumbnail Hola,
En vivo

Campeonato Mundial de Clubes

  • 13 de diciembre de 2012
  • • 04:30
  • • Nissan Stadium, Yokohama
  • • Espectadores: 36648
1
F
3

Monterrey 1-3 Chelsea | Pintan de azul la final del Mundial de Clubes

Monterrey 1-3 Chelsea | Pintan de azul la final del Mundial de Clubes

Goal.com

El Chelsea de Inglaterra se medirá al Corinthians brasileño en la final del Mundial de Clubes, mientras Rayados deberá pelear por el tercer lugar ante el Al Ahly.

El despertar fue contundente y letal. No hay más, Chelsea mostró el poderío que lo llevó a consagrarse en el fútbol europeo y renació de sus cenizas en el momento más importante. Si bien había dado un vestigio en su última aparición en Champions League, fue ahora, ante Rayados del Monterrey, cuando enseñó el nivel que podría alcanzar con el multicriticado Rafa Benítez.

Chelsea está en la final del Mundial de Clubes tal como la mayoría de los apostadores lo tenía escrito en el papel. Los ‘blues’ se enfrentarán al Corinthians por el cetro del torneo más importante a nivel de clubes, mientras los Rayados del Monterrey deberá conformarse con el partido de consolación ante el Al Ahly por el tercer y cuarto puesto del campeonato.

El equipo mexicano intentó pero no pudo. Quiso imprimir su estilo de toque y tenencia de pelota pero sin alcanzar nunca la profundidad deseada. Los ingleses fueron un cumulo de variantes, mezcla de garantía defensiva con explosividad en ataque.

Como bien lo predijo Víctor Manuel Vucetich, fueron los ‘pequeños’ los más peligrosos del club inglés. Juan Mata y Eden Hazard fueron un auténtico dolor de cabeza para la zaga mexicana con su velocidad y desequilibrio. Sergio ‘Cherokee’ Pérez fue una avenida en la gran mayoría de las internadas del Chelsea, mientras en el centro, a Hiram Mier y José María Basanta les costoba controlar a Fernando Torres.

El juego mental fue controlado de mejor forma por el equipo dirigido por Rafa Benítez. Cuando Rayados parecía que enfriaba el intenso arranque del Chelsea, cayó el primer tanto del partido apenas a los 17’ obra del español Juan Mata.

Los aztecas intentaron reponerse rápidamente y meterse al partido. Sabían que un gol más dejaba las cosas boca arriba. Así, Monterrey en dos ocasiones estuvo cerca de empatar el juego gracias al mejor mexicano de la noche, Jesús Corona.

El ‘Tecatito’ enseñó el enorme futuro que se le augura. Sus desbordes y centros estuvieron a punto de surtir efecto, sin embargo, entre las fallas de Aldo de Nigris y los aciertos de Petr Cech no se logró el cometido. Monterrey mereció, pudo, y al final, se quedó con las manos vacías.

Llegó el medio tiempo y con él, en el vestidor, se agrandaron las carencias y la desconcentración de Rayados. Inmediatamente al comenzar el complemento llegaron las dudas y los mismos fantasmas de siempre para los equipos mexicanos.

Dos minutos bastaron para que Chelsea dejara escrita esta historia. Dos goles de vestidor que no reflejan más que la poca concentración con la que salió el cuadro mexicano. Primero fue Fernando Torres quien apareció para el 2-0 y posteriormente, Dárvin Chávez en su intento por sacar una pelota terminó enviándola al fondo de su propia puerta.

A los 47’ la historia estaba escrita y era por fin el momento de que Chelsea bajara el ritmo y empezara, de manera prematura, a pensar en la gran final ante el ‘timao’.

Monterrey intentó, quiso explotar más y mejor sus bandas con Jesús Corona y César Delgado pero nunca terminó de enseñar real peligro para el arco de Cech.

Cuando el juego agonizaba, llegó el descuento de Rayados. Pase filtrado para Aldo de Nigris que de zurda cruzó a Cech para anidar la pelota en el arco. Muy tarde para el equipo mexicano pero que da cierto refresco e impulso a los aztecas vistiendo más decorosamente el marcador.

Así, Monterrey no pudo poner la cereza en el pastel para un año mágico para el fútbol mexicano, mientras Chelsea está ante la oportunidad de limpiar un poco el camino que se ensució con la eliminación en Champions League donde ya no podrá defender su título.

Rafa Benítez tendrá la posibilidad de reivindicarse y acallar un poco las críticas vertidas contra él. Además, obtener nuevamente un Mundial de Clubes tal como lo hiciera con el Inter de Milán.

Hoy no será, nuevamente para México, el pelear un título mundial. Al final, Chelsea fue demasiada pieza apretando el acelerados en instantes clave.

 Sigue a GOAL.COM MÉXICO en y también en 

Artículos relacionados