thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 30 de marzo de 2013
  • • 09:00
  • • Etihad Stadium, Manchester
  • Árbitro: N. Swarbrick
  • • Espectadores: 47201
4
F
0

Con gol de Tevez, Manchester City castigó a un Newcastle sin ambición

Con gol de Tevez, Manchester City castigó a un Newcastle sin ambición

Getty Images

Las 'urracas' recibieron un escarmiento en el Etihad Stadium por la escasa actitud mostrada por sus jugadores en el primer tiempo. El 'Apache' abrió la goleada con un nuevo grito.

El objetivo del Manchester City, desde hace muchas jornadas, es la segunda ubicación y el consuelo de la F. A. Cup. Una decisión realista viendo la insalvable distancia que hay en la tabla con el United y que ha obligado a los hombres de Mancini a tirar la toalla por reeditar el título de la Premier para prestar más atención a su retrovisor, con un Chelsea pretendiendo adelantar desde la lejanía.    

El Newcastle llegaba al Etihad Stadium con el miedo de tener a las estadísticas en su contra, sólo una victoria en los últimos diez duelos en casa del City y con la tensión de estar en la inestable zona medio-baja de la clasificación. La incertidumbre de las 'urracas' no se tradujo en nerviosismo pero tampoco en presencia, sólo Papiss Cissé con un disparo al poste rompía la monotonía visitante. Por otro lado, la zozobra habitual 'skyblue' para hincar el diente a un partido sumaba minutos hasta que en el ecuador del primer tiempo una gran jugada de Nasri y un posterior error de Dzeko despabilaban a los 'citizens'.

El desgano del Newcastle por afrontar el choque, con el arquero Elliot perdiendo tiempo desde el primer instante, situaron al partido en un peligroso ritmo bajo que fue acelerado con el premio del gol.  En apenas cinco vertiginosos toques realizados por Touré, Silva y Clichy, el balón llegaba raso al área para ser rematado por Tévez. Rápido y efectivo. Con los ánimos renovados, el equipo de Mancini tocaba más en los minutos finales, y más estaba estaba la ofensiva local. Fruto de ello, Nasri y Silva se asociaban entre un bosque de piernas blanquinegras para que el español cruzara con clase para dejar casi sentenciado el encuentro.

No había otra opción para el Newcastle para sobrevivir. El segundo tiempo tuvo un cambio de actitud, más ambicioso y agresivo. Cabaye y Cissé asumían el rol ofensivo, sin suerte pero con criterio. Por fin había dos equipos en el Etihad. Una imagen que se resquebrajó en sólo diez minutos cuando la fortuna se aliaba con el City a los 56', Kompany golpeaba con su taco al fondo de la red un fuerte disparo desde el frente del área grande. Las pequeñas opciones de las 'urracas' se terminaban por evaporar.

El golpe del tercer tanto devolvía a los blanquinegros al estado inicial de apatía que sacaba provecho Yaya Touré con una zancada llena de fuerza, habilidad y suerte que transformaba un centro en un disparo cerrado que se alojaba en el arco de Barry. Más castigo para el Newcastle, algo excesivo para lo visto en el césped. Los minutos finales pudieron significar algún tanto más para los azul celestes que disfrutaban de las ocasiones más por inercia que por construir juego, más por facilidades del rival que puede sufrir mucho en este final de Liga si afronta los partidos con el espíritu mostrado esta tarde en Mánchester.

Artículos relacionados