thumbnail Hola,
En vivo

Eliminatorias Mundial CONCACAF

  • 11 de octubre de 2013
  • • 20:30
  • • Estadio Azteca, Ciudad de México (D.F.)
  • Árbitro: J. Aguilar
  • • Espectadores: 90758
2
F
1

Sufrida primera vez para México; llegó la victoria en el Azteca

Sufrida primera vez para México; llegó la victoria en el Azteca

Getty

Raúl Jiménez le dio vida al Tri al marcar el gol del gane; una chilena le dio el respiro de cara al Mundial de Brasil 2014. 'Chicharito' falló un penal; Peralta marcó el primero

¿Qué importaron las fallas durante el encuentro? ¿Qué importó que México no pudiera generar jugadas vistosas durante el partido si llegó Raúl Jiménez a dar cátedra de definición para revivir al Tri? El delantero que entró de cambio en la segunda parte, controló el esférico de espaldas al arco, lo elevó y se estrenó como goleador en el Hexagonal al filtrar las redes con una chilena. Esta anotación más la de Oribe Peralta al minuto 39, fueron las que le dieron la primera victoria de 2-1 en el Azteca, al combinado nacional.

El encuentro fue trabado, complicado para los comandados por Víctor Manuel Vucetich; comenzaron como siempre: atacando, buscando sorprender al rival, llegando por las bandas, pero no había quién acompañara al otro, quién le siguiera la jugada, quién pudiera conectar y llevar el balón al fondo de las redes.

Los panameños, fieles al estilo del futbol centroamericano, jugaron fuerte, cometían faltas, daban codazos, pero el silbante parecía no ver nada de esto y dejaba pasar las jugadas.

Apenas al minuto 7, Carlos Peña, quien jugaba como enganche, detrás de Javier Hernández y Oribe Peralta, le ganaba la marca a Felipe Baloy, prendía el esférico con el empeine, pero lo mandaba por fuera del arco.

La situación era difícil para el Tri, pues el ataque era frenado por una muralla roja compuesta por nueve canaleros, quienes insistían en cometer faltas al no poder alcanzar a los mexicanos.

El combinado azteca se dio cuenta de que la parte débil de los panameños se encontraba por el sector izquierdo, entonces todo su ataque hasta los primeros 20 minutos del encuentro, se dio por ese lado. Harold Cummings al 16’, cometió una fuerte entrada sobre Javier Aquino por aquella banda. El panameño dejó la pierna para cometer falta sobre el volante.

Pero de poco le servía la velocidad a los de casa, pues sus pases eran erróneos; jugar en espacios reducidos no le funciona; había muchos pelotazos y el esférico era perdido con facilidad.

De a poco, México perdió la idea ofensiva en la media; parecía que un deja vu los estaba atacando, como si José Manuel de la Torre siguiera comandando el barco; se perdió la poca idea creativa que se generó en los primeros  minutos del encuentro.

Fue hasta el 39’, cuando el esquema táctico empleado por Vucetich, funcionó. ‘Gullit’ como enganche, le tocó el esférico a ‘Chicharito’, éste la bombeó para Peralta, quien de excelsa manera lo controló, lo acomodó y lo mandó al fondo de las redes.

Para la parte complementaria, los comandados por Dely Valdes se fueron al frente, sabían que sus esperanzas de asistir al Mundial, dependían de este cotejo. Insistía, intentaban sorprender, buscaban errores del Tri y poco a poco los iban consiguiendo mientras que los de Vucetich seguían sin hallarse dentro del terreno de juego.

La ampliación en la pizarra se visualizaba luego de que Aquino fuera derribado dentro del área y se marcara la pena máxima. Javier Hernández fue el encargado de disparar desde los once pasos; tiro a media altura, a la derecha, con poca potencia… un flan para Jaime Penedo, quien sin dificultados, rechazó el esférico. Hernández no podía creerlo, se llevó las manos a la cara, miro al cielo y sacudió la cabeza.

Los cambios fueron obligados: Aquino no pudo encontrarse por sector izquierdo y terminó en la banca, dándole entrada a Christian Giménez. Después, salió Dos Santos, quien se desdibujó en el segundo tiempo; Fernando Arce ocupó su lugar, pero la modificación que le iba a cambiar la cara al encuentro, estaba por darse. Jesús Zavala fue enviado al banquillo, Raúl Jiménez tendría minutos de actividad.

Pero apenas 60 segundos antes de que entrara el delantero del América, llegó la igualada.

Un par de errores de Hugo Ayala y Rafael Márquez, quienes no cabecearon de la forma correcta, terminaron por dejarle el esférico a Gabriel Torres, quien con sólo una mirada fue capaz de engañar a la zaga mexicana  y de esa manera, le filtró el esférico a Luis Tejada.

Parecía que todo se venía abajo, que una vez más, el resultado se le iría de las manos al cuadro azteca, pero entonces, apareció Jiménez, aquél joven que apenas el 9 de octubre cumplió dos años de haber debutado en Primera División, aquél que no ha tenido descanso en el 2013, que ha participado en Liga, Concachampions, Copa Oro, Copa Confederaciones y Hexagonal.

Los cambios le funcionaron a Víctor Manuel, pues fue Arce quien asistió a Raúl. El punta recibió el esférico de espaldas al arco, lo controló, lo acomodó, lo elevó y prendió una chilena, estrenándose como goleador en el Hexagonal, dándole vida a México, regresándole las esperanzas de asistir a Brasil 2014, pues con su anotación, los verdes llegaron a 11 unidades y escalaron al cuarto sitio.

La repesca sigue siendo la primera opción; sin embargo, vencer a Costa Rica el martes y esperar el resultado de Honduras, podría ayudarlo a clasificar directo a la máxima justa a nivel de selecciones. La moneda aún está en el aire, así como el futbol de los mexicanos, quienes siguen mostrando dificultados y quienes parece, dejan todo pendiendo de un hilo, esperando un milagro, como el que consiguió Raúl Jiménez.

Relacionados